Suscríbete La Nueva España

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Barcelona

Ada Colau enmendará la ley de vivienda del Gobierno PSOE-UP por "insuficiente"

La alcaldesa reconoce que la legislación catalana, de ERC y Junts, fue efectiva en el control de los alquileres

La alcaldesa de Barcelona, Ada Colau.

A un año de las elecciones, la óptica personal de los candidatos, por ejemplo, a ser alcaldes, empieza a primar sobre las disciplinas de partido. Es algo común y transversal. Este domingo ha sido la alcaldesa de BarcelonaAda Colau, (que aún no ha desvelado si competirá por el que sería su tercer mandato) la que ha anunciado que presentará enmiendas a la ley de la vivienda estatal, que se está tramitando, para ajustarla a las demandas de los colectivos sociales puesto que el redactado actual, en trámite en el Congreso, es "insuficiente".

La ley estatal, presentada por el Gobierno de Pedro Sánchez, nace de un acuerdo, en octubre del 2021, entre las dos fuerzas del Ejecutivo, el PSOE y Unidas Podemos, correligionarios estos últimos de la propia Colau.

El texto superó el primer trámite, el 10 de marzo, gracias al voto de ERC que logró la promesa, oral y por escrito, de que el nuevo texto no invadiría las competencias autonómicas. El propio Sánchez explicó que la ley se vería "enriquecida" con las aportaciones en forma de enmiendas de los grupos.

Es en esta fase de enmiendas donde quiere intervenir Colau. "Queremos asegurarnos que limitará el precio de los alquileres, frenará los desahucios y fijará un financiamiento", explico la alcaldesa a Catalunya Ràdio. También detalló que ya había trasladado esta intención a las ministras de Derechos Sociales (Ione Belarra, de UP) y a la de Agenda Urbana (Raquel Sánchez, del PSOE).

No serán, las de la alcaldesa, las únicas mejoras que se propongan desde su espacio político. De hecho, los morados presentarán varias enmiendas durante la tramitación parlamentaria de la norma con la intención de arrancar al PSOE algunas de las peticiones que no fueron atendidas en aquella negociación de un año que acabó en octubre del 21.

La actitud del ayuntamiento barcelonés será, como no podría anunciarse de otro modo, "constructiva y no confrontativa", describió Colau, y el objetivo es lograr que la ley incorpore "como mínimo" la limitación del precio de los alquileres que sí se incluyó en la ley catalana. Un texto, promovido por el Govern de Quim Torra, cuya maternidad hay que adjudicársela a Ester Capella, entonces 'consellera' de Justícia. El Gobierno de Sánchez presentó recurso de inconstitucionalidad y, curiosamente en la misma tarde en que se aprobaba en el Congreso iniciar el trámite de la ley estatal, fue suspendida por el Tribunal Constitucional. Según Colau, la ley catalana "se demostró que sí era efectiva".

Compartir el artículo

stats