Suscríbete La Nueva España

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El reparto de los recursos

La Fiscalía Europea investiga si un dirigente independentista catalán intentó desviar fondos de la UE

El órgano con sede en Luxemburgo analiza una grabación en la que el exdirigente de CDC informa a un consultor del presunto reparto irregular de las ayudas 'Next Generation'

David Madí, en la Ciutat de la Justícia, en octubre del 2020.

La Fiscalía Europea ha abierto una investigación para determinar si el empresario y exdirigente de Convergència Democràtica (CDCDavid Madí pretendió influir en el reparto de los fondos europeos para la reactivación de la economía española tras la pandemia de la covid-19 y presuntamente desviarlos de forma fraudulenta, según informan diferentes fuentes a El Periódico de Catalunya, medio que pertenece al mismo grupo editorial que este diario,. Esta actuación, según las mismas fuentes, podría constituir un presunto fraude de subvenciones de la Unión Europea (UE).

El Ministerio Fiscal con sede en Luxemburgo ha firmado un decreto de incoación del procedimiento después de que el titular del Juzgado de Instrucción número 1 de Barcelona, Joaquín Aguirre, le remitiera la transcripción de una conversación mantenida el 20 de octubre de 2020 entre el empresario y exalto cargo de CDC David Madí, uno de los integrantes durante el 'procés' del conocido como "estado mayor" del expresidente catalán Carles Puigdemont, y el consultor financiero Joan Ferran Oliva, en la que se alude al posible reparto irregular de los fondos europeos. Todas las ayudas a España, que se denominan 'Next Generation', ascienden a los 140.000 millones de euros, según se destaca en la grabación.

La Sección 21 de la Audiencia de Barcelona respaldó el pasado 23 de diciembre de 2021 la decisión del magistrado Aguirre, en contra del criterio de la propia fiscalía española y las defensas de los encausados en el 'caso Voloh', en el que se investiga la presunta corrupción y financiación del proceso independentista. El tribunal sostiene que “tampoco podría descartarse” que “la finalidad que animara al investigado” (es decir, David Madí) “fuera la de desviar fondos públicos obtenidos e invertirlos ilícitamente”.

Envío de documentación

Aguirre ya ha remitido una parte de la documentación, como los autos de entradas y registros, a la Fiscalía Europea que, por su parte, le ha requerido ahora que también le remita el audio original de la conversación que ha levantado las sospechas. Por ahora, la institución europea tenía una transcripción de la grabación realizada por la Guardia Civil que, por orden judicial, intervino los teléfonos de David Madí y otros de los investigados.

En esta charla, el exdirigente de CDC desvela que, junto con otras personas de la patronal catalana Foment de Treball, entidad de la que él es asesor, se reunió telemáticamente con Iván Redondo, el entonces jefe de gabinete del presidente del Gobierno, Pedro Sánchez. "Lo que hay que hacer es establecer un canal para entrar [...] Yo me vi con... en Foment... Yo formo parte de Foment", cuenta Madí, quien narra los detalles sobre ese encuentro: “Tuvimos una reunión, de pequeño comité, con Iván Redondo, ¿vale? Y nos lo explicó allá... Eso será una merienda de negros... Los planteamientos son 140.000 millones de euros". Para los investigadores, esta conversación podría evidenciar que se informó del proceso de reparto de los fondos europeos antes del anuncio del Gobierno.

La conversación intervenida por la Guardia Civil tuvo lugar unos días antes de que Madí fuera detenido en el seno de la operación Voloh de presunta corrupción junto con otra veintena de personas, entre ellas el exconseller de ERC Xavier Vendrell y el empresario Oriol Soler. En esa operación se practicaron una treintena de entradas y registros efectuados ese 28 de octubre. La Guardia Civil descubrió en el teléfono de Vendrell un documento que, según fuentes jurídicas, se trataba de una "nueva hoja de ruta” del procés. Las citadas fuentes resaltan que ERC había trazado un plan “complejo y detallado” para reactivar la vía unilateral a la independencia.

Sin connotación delictiva

Al hacerse pública esta conversación con el consultor financiero, Madí negó cualquier connotación delictiva. Su defensa, además, presentó en el Juzgado de Instrucción número 1 de Barcelona un escrito con la convocatoria que hizo Foment a sus miembros respecto a la reunión virtual con Iván Redondo. Su intención era demostrar que ese encuentro no fue clandestino ni secreto.

En su recurso contra el envío de esta conversación a la Fiscalía Europea la defensa planteaba que el auto no cumplía los requisitos legales, pues consideraba que de la charla “no" se infería ningún acuerdo de reparto de fondos europeos, sino que se hablaba de ofrecer un servicio de asesoramiento por Madí a sus clientes, para presentar proyectos y solicitar ayudas europeas. Según el entorno del exalto cargo de CDC, la Fiscalía Europea no se ha puesto en contacto con él.

Desde Foment se reconoció que la reunión con Redondo tuvo lugar por videoconferencia y que se informó sobre cuestiones sobre la crisis sanitaria y la recuperación económica prevista. Según la patronal catalana, no se entró en detalle del reparto de los 140.000 millones que recibirá España de la UE y que la distribución en aquel momento en "fase embrionaria". En esa reunión, incidieron, "no se negoció nada", quedando claro que los proyectos seleccionados "no serían elegidos a dedo". En el encuentro participaron unos 50 miembros de los órganos de gobierno y consultivos de la institución y que se trataron diferentes cuestiones.

Compartir el artículo

stats