Suscríbete

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

TRÁFICO

Acaba el plazo que permitía a los residentes británicos conducir sin carné español

Portavoces de unos 33.000 potenciales afectados han trasladado sus dudas a la embajada de Reino Unido por su nueva situación | La moratoria acabó el pasado 30 de abril y ahora solo son válidos durante seis meses desde su llegada a España

Varios vehículos en una autovía. EFE

No hubo prórroga. Muchos residentes británicos se dirigían esta semana a las autoridades españolas para certificar que, frente a lo que esperaban, no habrá más moratorias para poder hacer uso de sus vehículos sin disponer de carné de conducir expedido en territorio español.

Desde este pasado 1 de mayo ningún ciudadano residente originario de Reino Unido, pero tampoco aquellos irlandeses que obtuvieron la documentación en suelo británico, podrá circular por las carreteras malagueñas o del resto del país con un carné de conducir no expedido en España.

La noticia generó sólo en el municipio malagueño de Mijas más de un centenar de consultas y de trámites, por parte de residentes que ni siquiera se habían inscrito en el listado que hasta el 30 de diciembre de 2020 se preparó para que cualquier británico pudiese beneficiarse de las moratorias que acaban de expirar.

Ahora se abre un proceso en el que los portavoces de los colectivos de residentes británicos van a exigir una ampliación adicional, en virtud de que durante la pandemia las administraciones permanecieron colapsadas y no pudieron proporcionar la documentación requerida, tras el preceptivo pago de tasas, que les permita "seguir conduciendo en España como hasta ahora".

La portavoz de la asociación Brexpats in Spain International, Anne Hernández, manifestó que esta semana iban a mantener un encuentro telemático con la embajada de Reino Unido en España para resolver las numerosas dudas que les planten muchos de los 33.000 ciudadanos que están agrupados por su colectivo.

La polémica en foros y redes sociales de ciudadanos británicos que residen en España está servida. "Hay gente que recibió por parte de ciertos profesionales una información errónea. Les dijeron que no se preocuparan porque iba a haber una nueva prórroga, que finalmente no se ha producido. Por este motivo esperamos una respuesta del personal diplomático, pues tenemos el caso de personas que se inscribieron antes del 30 de diciembre de 2020 y que con posterioridad se les ha caducado su carné británico", alega. En estos casos quedan en una especie de limbo administrativo por el que no pueden regularizar su situación legal.

Según fuentes de la DGT consultadas por los propios residentes, tras la salida de Reino Unido de la Unión Europea y a partir de este 1 de mayo, "el régimen de los permisos de conducción expedidos por las autoridades británicas será el previsto para los permisos expedidos en terceros países, conforme a lo recogido en el artículo 21 del Reglamento General de Conductores. Es decir, sólo serán válidos para conducir durante el plazo de seis meses, desde la entrada de su titular en España o desde la fecha de obtención de su residencia legal". Ante esta situación, parece difícil que quepan nuevas moratorias.

El final del plazo que permitía a los residentes británicos conducir en España con los permisos de su país fue noticia en los medios británicos esta semana, que criticaron la situación en la que se quedan los residentes y recogieron la respuesta de las autoridades británicas, que culpaban a la burocracia española del retraso para llegar a un acuerdo.

Compartir el artículo

stats