Suscríbete

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Reacciones al anuncio

Los sectores económicos reclaman más diálogo a Colau si fuera reelegida

El mandato de los 'comuns' ha estado marcado por desencuentros con motores de Barcelona como son el turismo, comercio o la restauración

Turistas por la Rambla, el pasado mes. Ferran Nadeu

Podría decirse que entre los llamados sectores económicos de Barcelona no han abundado los saltos de alegría al saber que Ada Colau optará a un tercer mandato como alcaldesa. Tampoco ha habido sorpresas, todos los entrevistados estaban convencidos de que la líder de los Comuns lo intentaría de nuevo y coinciden en reivindicar en caso de reelección "más diálogo y consensos", así como no cortar las alas al crecimiento local.

Hace cuatro años el mensaje desde el ámbito del turismo, parte del comercio, hostelería y demás habría sido más descarnado. Pero en los últimos tiempos el radicalismo de los 'comuns' en ese sentido se ha temperado, en la medida en que han visto que una cosa es la ideología y otra la realidad de una gran ciudad, dicen los entrevistados. En estos tiempos de pandemia ha habido margen para tomar conciencia de la importancia estos ámbitos y hasta para que la hasta la alcaldesa asumiese que los eventos (como la Copa América que ahora bendice Colau) pueden alimentar la moral, la proyección o el crecimiento de la ciudad.

En su despegue municipal, la antes activista hizo feos a las grandes ferias (cuestión el Mobile World Congress), cortó el crecimiento hotelero, se la acusó de alentar la turismofobia, abrió una guerra con los bares de toda Barcelona al tratar de implantar una ordenanza de terrazas impopular, se opuso a una mayor liberalización horaria en zonas céntricas, primó a inquilinos sin dialogar con propietarios y puso poco impetu en frenar el incivismo o la inseguridad, así que lógicamente vivió sonadas pugnas con estos bandos.

Nos sentimos más escuchados que hace 7 años pero no todo lo que deberíamos

Manel Casals - Director del Gremi d'Hotels

decoration

Echando la vista atrás, Manel Casals, director del Gremi d'Hotels, recuerda que la moratoria hotelera fue una de sus primeras decisiones, previas al plan especial urbanístico de alojamiento turístico (Peuat). "Tenía muchos prejuicios con el sector y el turismo, pero con los años ha entendido que es necesario y ha ido perdiéndolos, aunque aún queda recorrido", opina. Pese a estar en contra de la esencia de la regulación hotelera, le agradecen el margen de mejora que ha introducido en la reciente actualización. "Nos sentimos más escuchados que hace siete años, pero no todo lo que deberíamos aún".

Movilidad y seguridad, a debate

Desde Apartur (patronal de pisos turísticos) apuntan que la entrada del PSC en el gobierno municipal (pilotada por Jaume Collboni) "fue buena para el progreso económico". "Tenemos nuestras dudas si se hubiera podido dar solo con Colau", a la que sí agradecen la lucha "contra la ilegalidad en el alojamiento turístico", dice su presidente, Enrique Alcántara.

Dentro del comercio, la relación del consistorio ha sido más fluida con el de barrio o proximidad. Desde Barcelona Comerç, su presidente Salva Vendrell destaca una buena relación en la interlocución con Colau en los últimos años. "A cualquiera que se presente, sea cual sea su color, le decimos que nos preocupa lo que está pasando con la movilidad, ya que afecta al comercio y a la distribución de mercancías. Queremos una ciudad mejor, más limpia, mejor iluminada y más segura", apunta.

Desde los ejes de tiendas con más afluencia turística, Gabriel Jené alerta en nombre de Barcelona Oberta de la reiterada "falta de diálogo y consenso con su sector. No puede ser que todo sea en contra de quienes tenemos representatividad económica y social", reprocha, de cara a otro posible mandato.

Más crítico es Luis Sans como representante del eje de oro de Barcelona, el paseo de Gràcia. Cree que la gestión de Colau ha sido "negativa para Barcelona". Sus argumentos: "no ha cumplido sus promesas y, en términos generales, la ciudad ha empeorado en seguridad, movilidad, contaminación, limpieza, cuidado de las zonas verdes…". El empresario lamenta "pérdida de oportunidades como el Four Seasons, que hubiera atraído un visitante de calidad, o la ampliación del aeropuerto, cuyo freno es una mala noticia para Barcelona y Cataluña". Zanja que mantener esas políticas "otros cuatro años sería perjudicial para la ciudad".

Mantener las mismas políticas cuatro años sería perjudicial para la ciudad

Luis Sans - Presidente de la Associació Passeig de Gràcia

decoration

Precisamente, la Cambra de Comerç insiste en la crisis abierta sobre la movilidad: "Hace falta un plan supra metropolitano. No se puede tratar a Barcelona aislada de la amplia zona metropolitana. No es coherente con el modelo de país en red que queremos", dice su presidenta, Mònica Roca i Aparici.

Con la restauración --que ha llegado a tildar de 'lobby', pese a que la mayoría de la actividad agremiada es familiar y de barrio-- hubo un duelo que concluyó con treguas en beneficio de la supervivencia del sector. El Gremi de Restauració no habla de candidatos, pero recuerda que a falta de un año para los comicios, "han de pasar muchas cosas". En su área afectan a la consolidación de las terrazas covid y a la revisión de la tasa que estas abonan "para revertir el incremento de finales de 2019 y que la ciudad vuelta a tener importes razonables".

Convivencia y talento

Desde el ocio nocturno, Fecasarm también alude a terrazas y le piden la valentía de actualizar horarios aprovechando medidas como las ayudas a la rehabilitación de fachadas para mejorar la insonorización acústica de viviendas sobre establecimientos con velador. Aunque le agradecen ahora la respuesta policial a problemas de inseguridad en el paseo Marítim o con el botellón.

"Barcelona ha de atraer talento y tener una administración más eficaz"

Aurora Catà - Barcelona Global

decoration

Para Aurora Catà, presidenta de Barcelona Global, en caso de reelección "sería positivo que profundizara en la vía del consenso y de la colaboración público-privada que se inició con la candidatura de la Copa América de Vela. Se ha demostrado si ambos suman esfuerzos son imparables y consiguen proyectos que benefician en la ciudad". Añade que Colau tendría "el reto de hacer de Barcelona la ciudad del talento, que atrae capital y progreso", por lo que reivindican "una administración más eficaz y una ciudad más accesible".

Compartir el artículo

stats