Suscríbete

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La jugada política de la candidatura

Juegos Olímpicos 2030: ERC busca poner a Miquel Iceta en un brete

Los republicanos quieren que el posible candidato a la alcaldía de Barcelona se 'moje' con una candidatura solo catalana

Cataluña presentará una candidatura en solitario para los Juegos Olímpicos de Invierno del 2030

Cataluña presentará una candidatura en solitario para los Juegos Olímpicos de Invierno del 2030 Vídeo: Agencia ATLAS | Foto: EFE

Para ver este vídeo suscríbete a La Nueva España o inicia sesión si ya eres suscriptor.

Cataluña presentará una candidatura en solitario para los Juegos Olímpicos de Invierno del 2030 Xabi Barrena

De entre todos los asuntos que tejen la relación entre el Gobierno y la Generalitat catalana, en los últimos meses, uno, los JJOO del 2030, ha destacado por aunar esfuerzos, voluntades y complicidades. Una ‘rara avis’, sobre todo ahora en que el trato entre ambas administraciones está más que congelado. El interés de ERC en la candidatura olímpica ha propiciado que aun en los peores momentos de esta relación, cuando arreció el Catalangate, la Generalitat mantuviera sintonía con, por ejemplo, el Comité Olímpico Español.

Tanto es así que, contra todo pronóstico y prejuicio, no ha sido la parte catalana, sino la aragonesa, la que ha hartado al propio COE. Pero el comité olímpico, a instancias del Gobierno, no se ha atrevido a dar el último paso, que es permitir una candidatura 100% catalana, ante la intransigencia de Javier Lambán.

Cabe recordar que la candidatura aragonesa-catalana forma parte de la Agenda del Reencuentro entre Estado y Generalitat promovida por la Moncloa. Y por aquellos equilibrios de Pedro Sánchez con un opositor interno dentro del PSOE, como es Javier Lambán, el prresidente del Gobierno, el día después de celebrar la que es hasta ahora la última mesa de diálogo y negociación en el Palau de la Generalitat, prometió, en Aragón, unos “juegos paritarios” entre ambas comunidades.

Con estos antecedentes, era difícil que el COE promoviera o apoyara una candidatura catalana. Hasta el punto que prefiere mirar ya hacia la edición del 2034, pensando que con el tiempo, y lejos de una precampaña electoral, como la actual, Aragón se avendrá a razones.

Esquerra trata de forzar que Pedro Sánchez decida entre apoyar unos Juegos, como hasta ahora ha hecho, o mantener la paz con Javier Lambán

decoration

La Generalitat se ha movido con cautela. No ha amenazado nunca con presentar al COE una candidatura exclusiva propia. Y ahora lo hace cuando es evidente que se ha entrado en un cul-de-sac. “Sánchez no se atreve, a un año de las municipales y autonómicas, a meter en cintura a un barón, y tan crítico, como Javier Lambán. Con lo cual, el plan de la Moncloa es dejar que languidezca el asunto hasta que venzan los plazos”, señala una voz republicana.

Retratarse y mojarse

Ante esto, el Govern ha optado por forzar a que Pedro Sánchez ‘se retrate”. ¿Tiene opciones una candidatura catalana? “La vemos muy posible, si. Tanto como una catalano-aragonesa. Y si el Gobierno y el COE apoyaban la conjunta, tienen ahora que secundar la nuestra”, señala una voz que asevera que “el Ejecutivo y el Ministerio de Cultura y Deporte se han arrugado”.

Y hay una segunda derivada. El ministro del ramo es el catalán Miquel Iceta que, además, suena como posible candidato del PSC a la alcaldía de Barcelona. Junto con Ada Colau sería el gran rival del republicano Ernest Maragall. Esquerra no solo busca que Sánchez se retrate o se moje entre beneficiar el bien común o mantener la paz con Lambán. Pretenden poner en un brete al propio Iceta. ¿Puede un candidato a la alcaldía de Barcelona poner palos a las ruedas de una candidatura olímpica de la capital catalana?

Compartir el artículo

stats