Suscríbete La Nueva España

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Entrevista a la número 2 de ERC

Marta Rovira: "No habrá deshielo sin resultados en la mesa de negociación. ERC ha acabado el crédito político y ya no fía"

La secretaria general de Esquerra sanciona, en una entrevista a EL PERIODICO, medio que pertenece al mismo grupo que este diario, el retorno de los republicanos a la 'realpolitik'. "Nuestras demandas sobre el 'Catalangate' nunca hubieran sido atendidas", asevera

Marta Rovira: "No habrá deshielo sin resultados en la mesa de negociación. ERC ha acabado el crédito político y ya no fía" EPC

Jornada ventosa en Ginebra pero con unas temperaturas agradables. 'Ah, el verano civilizado' admira el visitante. "No, aquí nos ponemos a 36ºC", replica Marta Rovira. En primera persona. Enraizamiento.

¿La negociación de los presupuestos del Estado pera el 2023 suponen la última oportunidad de ERC por lograr alguna de sus reivindicaciones?

No habrá deshielo hasta que no haya resultados encima de la mesa, ERC ha acabado el crédito político y ya no fía. Viene un otoño complicado y estamos dispuestos a negociar, pero queremos resultados visibles en la mesa de negociación. Porque ese es el motivo por el que apoyamos la investidura de Pedro Sánchez.

¿Ha rebajado el tono ERC en la exigencia de información sobre el ‘Catalangate’?

No. Pero por más que gritemos, nuestras demandas no se cumplirán. Nosotros podemos presionar, políticamente y judicialmente. Nosotros haremos del ‘Catalangate’ una cuestión internacional.

 ¿A ERC le interesa, pensando también en el Govern, que Pedro Sánchez aguante hasta enero del 2024?

ERC no ha firmado un cheque en blanco con Sánchez. No nos sirve la excusa de que si no gobierna él, vendrán el PP y Vox. El Gobierno de PSOE-UP no lidera aquello a lo que se comprometió en el inicio de la legislatura. No quiero hacer populismo, pero si el Gobierno más progresista de la historia no avanza en las cuestiones sociales y en el conflicto catalán, ¿qué diferencia hay entre un Gobierno de izquierdas y uno de PP-Vox?

Pero se hace difícil pensar que con el PP habrá una mesa de negociación con la Generalitat…

Por eso invertimos en esta legislatura, porque, probablemente, se nos acaba el tiempo.

"El PSOE no hace, al PSOE se le obliga a hacer", dijo en su día Rufián. ¿Tienen esperanza en que en esta etapa que se abre ahora haya un cambio?

Nos gustaría un Gobierno, no solo del PSOE, también de UP, con convicción política. Y solo vemos un acomplejamiento absoluto ante el PP y el nacionalismo español que los hiela. Vemos mucho cálculo electoralista. No combaten la catalanofobia, van a elecciones avergonzados por sentarse a una mesa con la Generalitat.

Entre la autodeterminación y el fin de la ’represión’ parece más factible avanzar en este último campo.

Necesitamos igualdad de condiciones para poder entrar en la parte sustantiva de la negociación, que es política y que debe dar respuesta a esta mayoría de catalanes que quieren votar en un referéndum sobre la independencia de Catalunya. La negociación ahora es asimétrica.

 ¿Hay que recuperar a todos los perseguidos por el 1-O antes de encarar un nuevo embate al Estado?

No es una condición previa, es una condición que debe cumplir el Estado si quiere respetar los derechos humanos y la democracia.

"Nosotros no somos Convergència, ni queremos serlo. Yo soy de ERC porque la forma de gobernar de CiU no me ha convencido"

decoration

¿Tienen ya un plan b?

Nos estamos preparando para todos los escenarios, especialmente para los peores. Que no haya resultados, que haya una mayoría PP-Vox…

 ¿Qué opina la comunidad internacional sobre cómo se desarrolla la mesa de diálogo?

Cuando el Gobierno reconoció que existía un conflicto entre Catalunya y España automáticamente nos habilitó como interlocutor y muchos que antes no se atrevían ahora se dirigen a nosotros. Porque les ha abierto la puerta a hablar con los dos bandos. La represión política está muy mal vista en la comunidad internacional, algo que no ponemos en valor. Creo que la internacionalización de la negociación y de la represión nos ayudará a resolver el conflicto político.

¿El esquema de ERC de separar la negociación autonómica (traspasos, inversiones) de la mesa política ha caducado?

El proceso de negociación es entre gobiernos. La negociación de los PGE es de ERC. Y si es verdad que ERC, para dar apoyo a los PGE exige resultados en la mesa. Porque es el centro de toda nuestra política en política española. Sabemos que el PSOE va diciendo que no somos unos socios fiables. Y lo dice porque funcionan con viejos esquemas mentales: nosotros no somos Convergència, ni queremos serlo. Yo soy de ERC porque la forma de gobernar de CiU no me ha convencido. Aunque podamos compartir algunos objetivos políticos. Para ERC, el ‘peix al cove’ no ha sido nunca una opción. Por eso no nos entienden. Por eso vemos en los PGE una oportunidad de presionar para lo prioritario, la mesa. Nosotros no utilizaremos nuestros votos en el Congreso para rebajar la agenda política, para volver al ‘peix al cove’, por un plato de lentejas.

 Pregunta en abstracto. ¿En qué momento un presidente del Parlament con causa judicial abierta debería dimitir?

Como secretaria general de ERC, si me encontrara con esa tesitura de una causa de presunta corrupción, yo le pediría a ese abstracto presidente de la Cámara que hiciera un paso al lado mientras durara el proceso judicial.

Y ahora concreto, ¿Laura Borràs ya va tarde para el paso al lado?

¿La secretaria general de ERC puede pedirle a Borràs que haga a, b o c? No. Eso sí, ellos tampoco nos pueden exigir que, llegado el momento, hagamos a, b o c. Tenemos toda la legitimidad de posicionarnos sobre lo que ellos decidan.

"Para que el PSC forme parte de ese gobernanza debe querer representar a ese 70-80% de la sociedad catalana que cree que el conflicto se resuelve votando"

decoration

¿Se puede pactar la renovación de la CCMA o la ley del catalán con el PSC, pero no los presupuestos?

Son cosas distintas. En la CCMA era obligatorio entenderse con el PSC. En el catalán, sin el PSC el consenso habría dado un paso atrás. El problema, con todo, no es ese. Es que se mantienen viejas dinámicas en las élites, porque en Catalunya ha existido el bipartidismo (CiU-PSC). Por eso estratégicamente buscamos el apoyo de la CUP y de los ‘comuns’, para romper con ese bipartidismo. Y sobre los presupuestos….¿nos entenderíamos con el PSC? ¿Cuáles son sus dos grandes proyectos? Los JJOO, sin haberlo trabajado previamente con otras comunidades y la ampliación del aeropuerto de El Prat. Dos proyectos unilaterales del Gobierno, con el PSC de palmero

Estamos muy lejos de un Govern interbloques, a favor y en contra del referéndum.

No veo que haya bloques porque el referéndum incluye a los del sí y a los del no. Para que el PSC forme parte de ese gobernanza debe querer representar a ese 70-80% de la sociedad catalana que cree que el conflicto se resuelve votando.

Compartir el artículo

stats