Suscríbete La Nueva España

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Comunidad Valenciana

Sigue el pulso de Baldoví y Mas en Compromís: no prevén actos juntos

El alcalde Ribó da por seguro que las familias de la coalición firmarán la paz tras el desplante de Iniciativa al candidato de Més

Acto de Joan Baldoví el pasado sábado en la Explanada de Alicante. JOSÉ NAVARRO

Todavía colea el desplante de Iniciativa del Poble Valencià, el partido de Mónica Oltra y de la actual vicepresidencia del Consell, Aitana Mas, a Joan Baldoví, el candidato de Més-Compromís a la presidencia de la Generalitat este fin de semana en Alicante. Los socios no acudieron a un acto que Baldoví pretendía que se visualizara como una especie de proclamación de su candidatura anunciada la semana pasada.

Un anuncio que fue recibido con bastante malestar por parte de Iniciativa, que lo consideró prematuro y lamentó que eclipse la negociación fiscal que el Botànic mantiene abierta y en la que precisamente Compromís quiere ampliar el esfuerzo tributario de las rentas altas valencianas.

El pulso se mantiene y no está previsto que Baldoví y la vicepresidenta Mas comparezcan juntos para que se visualice una desescalada de las hostilidades, aunque desde el entorno del candidato de Més se asegura que no llegará la sangre al río y el alcalde de València, Joan Ribó, ha dicho este lunes que está convencido de que se arreglarán. "Son historias internas. Yo soy muy mayor y no me gusta meterme en ellas. Baldoví es una gran persona, un gran político, pero dicho esto creo que lo arreglaremos y que no tiene mucha importancia", ha señalado Ribó.

Baldoví memoriza unas notas antes de intervenir en un acto. JOSÉ NAVARRO

Pero el choque entre Més e Iniciativa sigue y circulan versiones contradictorias sobre lo que ocurrió antes de que Baldoví anunciara el jueves que sería candidato. En Més aseguran que la cúpula de Iniciativa era conocedora con anterioridad de que se iba a producir el anuncio, pero en la formación que lidera Mas se señala que no se les comunicó el anuncio directamente y subrayan que deben respetarse los tiempos y que la propia coalición se ha dado e insisten en que nadie puede presentarse como candidato de la marca Compromís a la presidencia de la Generalitat.

Tampoco gusta en Iniciativa declaraciones como las de Baldoví a este diario el domingo en las que asegura que cuando Compromís ha ido en alianza con Podemos siempre ha salido escaldado. En en el torno de la vicepresidenta replican que ha sido en ese momento cuando la coalición ha sacado sus mejores resultados, con hasta cuatro diputados en el Congreso mientras que ahora tiene uno.

Aitana Mas, con Joan Baldoví, Juan Ponce y el conseller Climent en un acto en las Corts. MIGUEL ÁNGEL MONTESINOS

Esta semana concluye con el Nou d'Octubre, el día de la festividad de los valencianos y no hay programado ningún acto de la coalición más allá de que puedan producirse contactos entre las direcciones de los partidos que componen Compromís.

En el entorno de Baldoví también se van a cuidar de convocar de nuevo un acto como precandidato para no soliviantar otra vez a Iniciativa. Las primarias no se celebrarán hasta el mes de febrero y la vicepresidenta Mas no tiene previsto de momento anunciar si opta o no a las primarias para ser candidata a la Generalitat. Por eso, Baldoví no puede presentarse ante la ciudadanía como el candidato de todo Compromís, sino solo como el precandidato de una parte de la coalición.

Así, para evitar que se amplíe la brecha abierta con Iniciativa los actos en los que participe el diputado en alguna localidad se van a presentar como explicativos de la labor de que realiza en el Congreso.

Baldoví y Mas no van a coincidir en la procesión cívica del Nou d'Octubre del próximo domingo en València, uno de los actos que mayor seguimiento ciudadano concita en la ciudad. Por su posición institucional como vicepresidenta, Mas hará el recorrido junto al presidente de la Generalitat, Ximo Puig, y el resto del gobierno valenciano, mientras Baldoví encabezará la representación de Compromís como más que probable candidato a presidir la Generalitat.

Aitana Mas y Joan Baldoví en un acto de la campaña de 2011. MIGUEL ÁNGEL MONTESINOS

Es obvio que en el algún momento se declarara la paz entre las facciones de Compromís, porque una disputa abierta 'sine die' puede dañar la imagen de la coalición y mantenerla en el tiempo no parece la posición más inteligente.

Pero en el fondo del pulso se está jugando una partida relevante para el futuro de la coalición, la de quien lidera Compromís en el caso de que se dilate en el tiempo la causa judicial que afecta a Mónica Oltra.

Para que no haya dudas sobre las intenciones de Més, el partido mayoritario en la coalición ya ha lanzado la candidatura de Baldoví lo que ha provocado el malestar del partido de Oltra, que es minoritario dentro de la coalición, donde entre los más cercanos a la exvicepresidenta se considera que Més ha actuado con deslealtad porque ha dado por hecho que Oltra no llegará a tiempo para las elecciones de mayo de 2023.

Compartir el artículo

stats