Suscríbete La Nueva España

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Dardo del Presidente de Aragón a Sánchez: "Al país le habría ido mejor con Javier Fernández"

Javier Lambán dice que si el asturiano se hubiera mantenido en la gestora del PSOE "habríamos llegado a otra visión diferente de España"

Desde la izquierda, María del Mar Rodrigo, vicepresidenta primera de las Cortes de Aragón; Juan Vicente Herrera, expresidente de Castilla y Léon; Javier Sada, presidente del Parlamento aragonés; Javier lambán, presidente de Aragón; Javier Fernández, expresidente de Asturias; Mayte Pérez, consejera de Presidencia del Gobierno de Aragón; y el periodista José Antonio Zarzalejos, en Zaragoza.

Javier Lambán, presidente de la comunidad autónoma de Aragón, uno de los barones más críticos con la gestión de Pedro Sánchez, se despachó este miércoles contra el presidente del Gobierno en unas jornadas sobre la España territorial organizadas por las Cortes aragonesas y la fundación Giménez Abad en las que participaron también los expresidentes de Asturias, Javier Fernández, y Castilla y León, Juan Vicente Herrera. En una intervención lejos de ser meramente protocolaria, Lambán atizó al líder de su partido y defendió la gestión temporal al frente del PSOE de Fernández, de quien dijo que "debió ser el secretario general del PSOE cuando dejó el cargo Alfredo Pérez Rubalcaba". Un hecho que no llegó a consumarse y que llevó a Sánchez al liderazgo de los socialistas, lo que lamentó el presidente aragonés al defender que "con Javier Fernández al frente le había ido mejor a este país y a mi partido".

Lambán hizo un intenso repaso a la crisis que el PSOE atravesó entre 2016 y 2017, un proceso en el que "se planteaban dos formas de ver la gobernanza de España", y del que el presidente del ejecutivo aragonés recuerda cómo "Sánchez siempre entendió como asumible la asociación con los nacionalistas". Hecho que al otro ala socialista, en el que se situaban el propio Lambán y el expresidente asturiano, no era posible. "El comité federal defendió las propuestas de Javier y todo ello desembocó en la investidura de Mariano Rajoy como presidente del Gobierno", recordó Lambán, en un guiño a que los pactos entre el PSOE y el PP "fueron, durante un tiempo, perfectamente posibles". "Si Fernández se hubiera mantenido en la gestora, habríamos llegado a ver otra visión diferente de país".

También recordó que si Sánchez llegó a liderar al partido socialista fue gracias a unas elecciones primarias, "un invento maligno", sentenció Lambán, que calificó estas votaciones internas como "uno de los problemas, junto al populismo, que han llevado a los partidos a ser cualquier cosa menos estructuras democráticas". Años después de esas elecciones primarias, el presidente aragonés admite sentirse "en una clara minoría dentro del partido desde que Sánchez ganó".

Horas después de estas declaraciones, y ante la polvareda política desatada, Lambán matizó sus palabras y pidió que "nadie las entienda como una deslealtad" hacia Pedro Sánchez, de quien dijo que cuenta con "toda mi lealtad y apoyo pese a discrepar en algunas cosas".

Hay vida más allá del PSOE y así lo quiso mostrar un Lambán que también analizó la situación del país y llamó a los constitucionalistas a "alinearse para buscar soluciones". Según se reflexión, "desde la pérdida de las mayorías de los partidos grandes, vivimos en una política constante de cesión a los nacionalismos", certificó un Lambán, para abogar después por el mantenimiento de Ciudadanos, un partido al que deseó "refundarse de nuevo y volver a tener fuerza en las Cortes Generales".

"Las comunidades autónomas debemos involucrarnos en el problema territorial", añadió Lambán, antes de situarse a favor de una reforma de la Constitución que dé más peso a las autonomías. "Tenemos que conseguir una horizontalización del federalismo gracias a la colaboración entre comunidades", continuó, además de defender la reforma del Senado, para convertirlo en "una cámara de las autonomías", al estilo del Bundestag alemán.

El expresidente asturiano, presente en estas jornadas celebradas en Zaragoza en las que se convirtió sin pretenderlo en protagonista tras las alabanzas de Lambán, pronunció también un discurso autonomista y alertó del populismo, "un problema que ha afectado al conjunto de todos los partidos, porque ya ninguno se libra de él", y que afecta incluso al suyo: "El PSOE ha llegado a caer en esa deriva, ofreciendo a veces soluciones fáciles a problemas complejos, algo que nunca habíamos hecho antes". A su juicio, Podemos "trajo la esencia latinoamericana a la política española y cambió la forma de hacer política en nuestro país". Para Fernández, "no se es nacionalista por defender una cultura o una lengua", al tiempo que reconoció que "la ausencia del Estado en Cataluña y Euskadi es un fenómeno muy difícil de contrarrestar".

Compartir el artículo

stats