Suscríbete La Nueva España

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

FORO EN EL GOBIERNO DE ARAGÓN

Felipe González reclama en Zaragoza un nuevo modelo contra los grandes incendios

"La intensidad de los grandes fuegos es tal que ahora el agua se tira simplemente como un placebo", dice el expresidente, que ha dejado un símil entre la protección del fuego y la Ley del 'sí es sí'

Javier Lambán y Felipe González acceden al Salón de la Corona. Ángel de Castro

El expresidente del Gobierno de España, Felipe González, y el presidente de Aragón, Javier Lambán, han inaugurado este miércoles, en la Sala de la Corona de Aragón del Edificio Pignatelli, el foro ‘El desafío de los grandes incendios forestales. Impactos en el territorio’, donde durante toda la jornada se ha debatido sobre los nuevos modos para luchar contra fuegos como los que el pasado verano arrasaron algunas zonas de la comunidad. "Hay que cambiar el modelo completamente. Hay que prevenir, prevenir y prevenir", ha dicho González poco antes de abrir el foro que ha reunido a un buen número de expertos de primera línea.

Conoce bien la situación Aragón, donde el pasado verano se vivió uno de los peores estíos de la historia registrados en materia de incendios. Se quemaron 20.236,97 hectáreas forestales, una cifra muy superior a la media histórica (2.987,84), fundamentalmente a causa de cuatro Grandes Incendios Forestales (GIF).

El mayor de ellos, el de Ateca, calcinó más de 10.000 hectáreas de superficie forestal, seguido por el de Añón de Moncayo. Con este panorama, y tras alcanzar cifras máximas en términos de eficacia e inversión en medios de extinción, se ha puesto de manifiesto la necesidad de un nuevo paradigma en la prevención.

En Zaragoza, el socialista ha incidido en que la prevención de los incendios "significa un tratamiento del monte radicalmente distinto al que se viene haciendo. Ahora empleamos mucho dinero en las políticas de extinción pero cuando hay mucho combustible en el campo y llegas a tiempo para la extinción, paradójicamente al año siguiente hay más combustible".

A partir de un determinado volumen de combustible, del monte que se va haciendo por abandono rural, "la extinción simplemente no es posible", ha proseguido el expresidente. "La gente, con toda la razón, pide más medios, más aviones, más helicópteros. Pero la intensidad de estos grandes fuegos es tal que evapora el agua antes de que llegue a la tierra. Por lo tanto ya se tira agua simplemente como un placebo".

Felipe González atiende a los medios en el Pignatelli. ÁNGEL DE CASTRO Felipe González atiende a los medios en el Pignatelli. ÁNGEL DE CASTRO

Según los expertos, el año 2022 representa un punto de inflexión: "La era de los incendios que no se pueden apagar ha llegado", alertan. "Lo que este verano ha sido una anomalía, en 2035 podría ser la norma si el enfoque no cambia y se insiste en políticas públicas encaminadas a la prevención", advierte el Gobierno de Aragón en un vídeo introductorio del foro en el que se habla de todos los ingredientes con los que se cocinan los incendios: la temperatura, la humedad o las condiciones meteorológicas pero incidiendo en la acumulación del combustible en el territorio.

"Nos acordamos de los incendios cuando arde el monte, pero es ahora cuando preventivamente se prepara para que no se nos vaya de las manos como sucedió el pasado verano con los grandes incendios", ha explicado el expresidente, que ha atendido a la prensa pese a que específicamente la convocatoria remarcaba que no habría declaraciones previas.

Las lecciones morales de Zelenski

En apenas tres minutos ha despejado, además del pertinente, dos asuntos de actualidad como el envío de tanques Leopard a Ucrania o la Ley del 'sí es sí', con la que ha hecho un símil con el fuego. "La mitad de los grandes incendios se han producido en zonas de especial protección. Oigo el grito de las zonas protegidas pidiendo que no las protejan porque arden aún más cuando reciben protección. Lo mismo digo yo de la ley de 'sí es sí'".

Sobre las últimas novedades en la guerra de Ucrania, una invasión "absolutamente inaceptable" por parte de la potencia con el territorio más extenso del mundo y que nunca ha visto violada su integridad, "Ucrania tiene derecho a defenderse y el resto de potencias tienen un compromiso serio con esta defensa, pero este apoyo debe ser simplemente para que puedan defenderse de una agresión intolerable, no para hacer lo mismo", ha explicado González antes de lanzarle un dardo al presidente Ucraniano, Volodímir Zelenski, que "quizá se pasa en dar lecciones morales a todo el mundo".

Compartir el artículo

stats