Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Decepción en la Asturias croata: el entreguín Andrés Collado sufre con su selección favorita

Seguidores del país balcánico asisten a la derrota balcánica ante la Roja en los octavos de la Eurocopa en el local ovetense de la hermana de Prosinecki

El ovetense Álvaro Menéndez, con la camiseta de España, junto a Andrés Collado, aficionado croata de El Entrego. |

El ovetense Álvaro Menéndez, con la camiseta de España, junto a Andrés Collado, aficionado croata de El Entrego. | Fernando Rodríguez

Un lunes a las seis de la tarde es mal momento para juntarse a ver un partido de fútbol y eso fue lo que sucedió ayer -día en el que Croacia y España se enfrentaban en los octavos de final de la Eurocopa, con victoria final de España por 3-5 en la prórroga- en un bar situado en la calle Jovellanos de Oviedo en el que se suelen reunir croatas que residen en Asturias y algún que otro seguidor asturiano de la selección balcánica. El establecimiento, decorado con camisetas y banderas de Croacia, también con una bandera de España, lo regenta Renate Prosinecki, hermana del famoso exjugador del Oviedo Robert Prosinecki. Uno de sus trabajadores, Roge García, explica cuáles suelen ser los habituales cuando Croacia disputa un partido importante: “La mayoría son exfutbolistas del Oviedo y sus familias, como las de Jerkan o Jankovic; en las semifinales del Mundial se juntó mucha gente”.

La pena fue que ayer ni siquiera Renate Prosinecki pudo acudir a ver el partido y tan solo Andrés Collado, aficionado croata de El Entrego, llegó a su lugar favorito y sufrió de lo lindo con los suyos. Collado llegó con la camiseta de Croacia y celebró por todo lo alto el primer tanto del equipo balcánico. “Soy muy aficionado al balonmano y los mejores jugadores eran croatas, de ahí me viene la afición, que extendí al resto de deportes”, justifica Andrés sobre su curiosa pasión por Croacia. Una vez, caminando por Oviedo, Andrés se encontró con la bandera puesta en este establecimiento y se dijo: “Este es mi sitio”. A partir de ahí, cada vez que hay un partido de Croacia de casi cualquier deporte allí que va para seguirlo.

Lo confirma Roge García: “Viene a ver hasta partidos de waterpolo”. Aparte de esta pasión por Croacia, Andrés es un gran aficionado a la canción asturiana, llegando a presentarse a concursos hace algunos años. El de El Entrego no las tenía todas consigo antes del inicio del encuentro por la baja por covid de Perisic, un jugador que consideraba clave: “Sinceramente no creo que ganemos”, decía antes del partido. La cosa empezó a cambiar tras el error de Unai Simón con el que se adelantó Croacia y que fue celebrado por todo lo alto por Andrés. La alegría no le duró demasiado y lo llevó con deportividad, consciente de que, una vez eliminada su querida Croacia, a partir de ahora podrá convertirse en un seguidor más de España. Eso sí, su ídolo continuará siendo Luka Modric.

Compartir el artículo

stats