Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Los forofos de Loris Benito: así vivieron el partido de España los familiares del suizo con raíces asturianas

Los tíos abuelos del defensa de la selección Suiza siguieron el partido ante la Roja desde Lena: “Es un guaje muy majo”

Por la izquierda, Isaac Benito, Julia González y Ángel Benito con sus nietas, Claudia y Sofía Gómez. En primer término, Merce Flórez muestra una foto de Loris Benito. | Miki López

Por la izquierda, Isaac Benito, Julia González y Ángel Benito con sus nietas, Claudia y Sofía Gómez. En primer término, Merce Flórez muestra una foto de Loris Benito. | Miki López

Saque inicial. “¡Vamos, España!”, gritan todos... Bueno, todos no. En el salón de una casa de la localidad lenense de La Vega tienen el sentir partido. Van casi unánimes con la Roja, pero ruegan un poco por Suiza. Porque en ese salón están sentados Isaac y Ángel Benito, con sus mujeres; Julia González y Merce Flórez, respectivamente. Son los tíos abuelos del jugador Loris Benito, defensa de la selección suiza. Y, aunque ayer fue suplente, estuvieron muy atentos a la pantalla por si lo veían: “Hace muchísimo que no viene a Asturias, pero hablamos mucho con los abuelos. Quique, que es hermano nuestro, y Pili”, explica Isaac Benito. Él es el único de la familia que declara, sin dudar, que va a muerte con Suiza. “Yo quiero que gane el mi sobrino”, anuncia.

Minuto 1. No es de extrañar que Loris sea el “favorito” de Isaac Benito: “Me llama ‘el otro yayo’, porque me parezco mucho a su abuelo, mi hermano. Hay gente que piensa que somos gemelos, pero él es un poco más alto que yo”. “Cuando venía a Asturias, de muy guaje, decía Loris ‘ahí viene el otro yayo’ o ‘Isaac es mi yayo segundo’. Era un guaje muy ricu, muy major”, apunta, sin perder de vista el partido.

Minuto 7: gol de España. Y, a pesar de la declaración de Isaac Benito, saltan todos en el sofá. “A ver, es casi un reflejo”, ríe. Le interrumpe su hermano Ángel: “Pues yo voy con España, qué quieres que te diga. Si llaman luego Quique o Pili (abuelos de Loris Benito), se lo digo sin problemas”. El juego, tras la celebración del gol, va ahora más lento. Aprovechan para hablar de Loris. “Pues es un chaval con muy buena planta... alto y muy guapo”. Merce Flórez busca alguna foto que le han pasado por el WhatsApp: muestra una foto de Isaac y Quique Benito, hace unos años, de vacaciones en Alicante. El parecido es innegable.

Se han mantenido unidos, a pesar de la distancia. La historia de los abuelos de Loris Benito es la de miles de asturianos. Viajaron a Suiza hace cincuenta y cuatro años para trabajar: “Había trabajo de sobra, ya sabes...”, señala Ángel Benito. Entonces, el padre de Loris –de nombre Enrique Javier– aún era un niño. Explican que “tuvieron que dejarlo aquí 18 meses, porque no lo podían llevar hasta que pasara un tiempo. Estuvo interno en el colegio de El Pilar y lo cuidaban nuestros padres (los bisabuelos del jugador de Suiza). Al poco, ya pudo marchar con Quique y con Pili. Ya se juntaron allí, y hasta hoy”.

Llega el descanso. ¿Que desde cuándo juega al fútbol Loris? Desde siempre. “Somos una familia muy futbolera”, reconocen. El padre de Loris era ya un buen futbolista, estuvo a punto de fichar por varios equipos de Primera División. Su tío, Ivan Benito, también fue jugador. Un accidente de moto truncó su entrada en el Inter de Milán. Fue manager de Loris, ahora es ojeador. “También es muy guapo, mira qué foto”, dice Julia González, señalando hacia su teléfono.

La instantánea muestra a Loris Benito, sonriente, junto a su tío Ivan. También está la mujer de este último. “Él jugaba en la selección cuando el Mundial de Sudáfrica”, apunta Isaac. Así que ya ganó a España, al menos, en el año 2010. Acababa de soplar las 22 velas. Aunque nació en Suiza, toda la familia de Loris es española. Su madre se llama María del Carmen Souto, es natural de Galicia.

Vuelta del descanso. La vista otra vez en la pantalla: “Nada, por más que miro hoy no veo al mi sobrino. A veces, aunque no juegue, lo enfocan cuando celebran un gol o algo... hoy nada”, dice Isaac Benito, sin ocultar la decepción. La última vez que estuvieron en Suiza fue por la boda de los padres de Loris. De momento, no tienen viaje previsto: “Tal y como está ahora la cosa...”. Minuto 67: gol de Suiza. Y la narración se detiene para los puños en alto de Isaac Benito y el gesto contrariado de su hermano Ángel. “Estamos jugando regular, al final nos van a meter el agua en casa”, dice.

El momento más tenso, los penaltis. “Vamos, vamos”, susurra Ángel Benito. Julia González y Merce Flórez son neutrales. Para relajar la tensión, una última pregunta: ¿Del Oviedo o del Sporting? “Los dos, porque necesitamos un equipo asturiano en Primera División...”. Gol de Oyarzabal, España a la semifinal. El relato se interrumpe, todos rompen en abrazos. La magia de la Roja, que todo lo cura: ni Isaac Benito parece contrariado.

Compartir el artículo

stats