Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El bisturí

Unai, a los altares: “Es nuestro dios”

La Roja, en semis tras clasificaciones agónicas: penaltis, prórroga y fase de grupos con un triunfo

Oyarzabal, ante Sommer, tras marcar el definitivo tanto de penalti que dio el pase a España ante Suiza. | Efe

Oyarzabal, ante Sommer, tras marcar el definitivo tanto de penalti que dio el pase a España ante Suiza. | Efe EFE

Nadie dijo que fuera fácil, pero la España de Luis Enrique le está cogiendo el gusto a sufrir. Después de una fase de grupos en la que la única victoria se hizo esperar a la última de las tres jornadas, en la que arrasó a Eslovaquia (5-0), el combinado nacional sigue dando muestra de que no se encuentra incómoda cuando toca resolver al final. En octavos, tuvo en su mano lograr el pase de manera cómoda ante Croacia, llegando a disponer de un 3-1 que se esfumó en los últimos minutos. Volvió a apretar el acelerador para resolver en la prórroga con otros dos tantos.

En cuartos, el choque ante Suiza prometía poder disfrutar del fútbol sin excesivos nervios después de que Jordi Alba pusiera por delante a los de Luis Enrique a los siete minutos –el árbitro terminó dando el gol, en propia puerta, a Denis Zakaria–. No hubo oportunidad.

España sufrió más de lo visto en la ronda anterior y el empate de Suiza, a los 68 minutos, sólo fue aliviado por la expulsión de Freuler. A partir de ahí, dominio de la Roja, paciencia para mover el balón y el rival de lado a lado, y tranquilidad también para agitar el banquillo. Tampoco las caras nuevas agitaron en demasía lo anterior, con Gerard Moreno como ejemplo de que las ocasiones se generan, pero falta “punch”. Tocó esperar a los penaltis y resolvieron dos vascos: Oyarzabal y Unai Simón.

Azpilicueta. | Efe

Azpilicueta. | Efe

Los rusos, el "12" de Suiza

Llegaron a ser incómodos desde el televisor los silbidos que acompañaron las jugadas de España, especialmente, en los minutos finales del partido ante Suiza. El público ruso que se dio cita en el estadio de San Petersburgo tomó parte por el combinado helvético. Bien sea por simpatía o por alinearse con el equipo que más sufrió en la última parte del partido –la expulsión de Freuler dejó a la selección de Shaqiri con diez–, lo cierto es que llamó la atención la reacción de la grada. No le tembló el pulso al conjunto de Luis Enrique, si bien sí volvió a acusar falta de acierto en los metros finales. Gerard Moreno, que sustituyó a Morata mediada la segunda parte, protagonizó varias acciones claras para evitar que la clasificación a cuartos se hiciera esperar hasta los penaltis.

Sira, ayer, en San Petersburgo. LNE

Sira, talismán para Luis Enrique

Estuvo en Sevilla durante la clasificación de España en la fase de grupos; en el triunfo sobre Croacia en Copenhague, y ayer volvió a apoyar a la selección en las gradas del estadio de San Petersburgo. Sira Martínez se ha convertido en talismán de su padre, Luis Enrique, al que apoyó desde la grada en la vibrante clasificación ante Suiza. No hay duda de que para alcanzar la final, en Londres tiene que estar Sira y diez más.

Freuler, tras su expulsión. | Efe

Freuler, tras su expulsión. | Efe

Freuler repite expulsión: también vio roja directa ante el Real Madrid

Cada vez que se cruza con España acaba en la ducha antes de tiempo. Freuler, el jugador que dejó ayer a Suiza con diez al ver la roja directa por una entrada a Gerard Moreno, vivió un episodio idéntico ante el Madrid en la última edición de la Liga de Campeones. Su equipo, el Atalanta, se midió a los blancos en la ida de octavos de final y Freuler vio la roja directa a los 17 minutos por una dura entrada a Mendy.

Unai, tras detener un penalti. | Efe

Unai, tras detener un penalti. | Efe

Unai, a los altares: “Es nuestro dios”

Carne de meme por su fallo ante Croacia, Unai Simón fue ayer elevado a los altares. Su nombre estaba en el primer lugar de las tendencias en España de la red social Twitter, lo que viene a ser que todo el mundo habló de él en este foro. “Ha alcanzado la redención” o “es nuestro dios” fueron algunos de los comentarios vistos hacia el portero de España, que además recibió el premio al mejor del partido.

Compartir el artículo

stats