Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

"Si Madrid es zona catastrófica, los pueblos de montaña de Asturias somos siniestro total", clama el Alcalde de Somiedo

Belarmino Fernández destaca el trabajo en Asturias contra la nieve: "Tenemos varias 'Filomenas' todos los años y nos arreglamos"

Abriendo el pueblo de La Peral, a 1.400 metros de altitud

Abriendo el pueblo de La Peral, a 1.400 metros de altitud

"Si Madrid es declarado zona catastrófica, a los de las zonas de montaña de Asturias que nos declaren siniestro total". Es la reflexión de Belarmino Fernández Fervienza, alcalde de Somiedo, donde llevan más de dos semanas en lucha contra los estragos que las copiosas nevadas han dejado en su concejo, por entero declarado Parque Natural y con pueblos situados a en torno 1.500 metros de altura, como es el caso por ejemplo de El Puerto. El regidor somedano (PSOE) sabe muy bien lo que es pasar todo el invierno en alerta por la posibilidad de nevadas y conocen perfectamente los problemas que estas generan. Sin ir más lejos empezaron este 2021 con prácticamente todo el concejo y la capital, Pola, aislados por carretera con el resto de Asturias debido a un argayo que cortó el acceso en La Malva el pasado 29 de diciembre.

"Yo digo que si a Madrid lo declaran zona catastrófica, el Estado tendrá que habilitar una línea de apoyo a los municipios de montaña. Nosotros tenemos varias 'Filomenas' todos los años. Y nos arreglamos para que con los medios nuestros de los ayuntamientos y los del Gobierno de Asturias solucionarlo razonablemente", apunta el regidor.

En Somiedo han seguido este mismo miércoles con las tareas de limpieza, que no han cesado desde que empezó a nevar. "Las carreteras las tenemos abiertas. Ahora estamos limpiando los caminos dentro de los pueblos", explica Fernández Fervienza. Esta jornada le tocó el turno a La Peral, a 1.400 metros de altitud.

Lo que es cierto es que tanto los somedanos como el resto de asturianos han empezado el año de lo más pendientes de los termómetros, los partes meteorológicos y el cielo. Porque a las copiosas nevadas de los últimos días de 2020 le siguió la borrasca "Filomena" que ha dejado también nieve y temperaturas muy bajas. De hecho, en los Picos de Europa, en la vertiente leonesa, se localizó el pasado 7 de enero la temperatura más baja en la historia de España: menos 35,8 grados, en la Vega de Liordes, cerca de Posada de Valdeón.

Carámbanos en Teverga.

Carámbanos en Teverga. Eli Quintana

En Asturias se llegaron a rozar los 13 bajo cero, en Leitariegos (Cangas del Narcea), si bien esta semana se han recuperado algo las temperaturas y este mismo miércoles la mínima se quedó en 6,2 bajo cero, precisamente en Pola de Somiedo. Por contra, en Llanes se han logrado superar los 10 grados, que hacía días que no sucedía, con unos nada despreciables 13, 1 grados. Teverga ha sido otro de los puntos en los que ha hecho más frío, hasta 8 bajo cero este pasado martes.

Camino helado en Ponga. J. M. Carbajal

Más ejemplos, Ponga. Cuatro bajo cero. Esa era la temperatura registrada a primera hora de este 13 de enero, aunque, sobre las dos de la tarde ya rondaba los tres grados, luciendo el sol, en el núcleo rural de Viegu, uno de los pueblos de la comarca suroriental más castigados por la nieve en estas últimas fechas, con fuertes heladas y haciendo difícil el tránsito de vehículos. Además, en la zona del área de Llomena se registró días atrás hasta 1,60 metros de nieve acumulada, concretamente en el alto entre San Juan de Beleño y Viegu, tramo transitable, aunque muy peligroso, debido a las planchas de hielo sobre la calzada, informa J. M. Carbajal

Compartir el artículo

stats