DTO ANUAL 27,99€/año

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La cronología de otra jornada frenética de la Superliga que pasó por Oviedo y Gijón

“En España interesa más el Villarreal que el City”, dice el presidente de LaLiga, que conoció los planes de Florentino gracias a Laporta

Jugadores del Elche, con camisetas contra la Superliga durante el calentamiento previoa la partido ante el Valladolid.

Jugadores del Elche, con camisetas contra la Superliga durante el calentamiento previoa la partido ante el Valladolid.

Otra jornada frenética de reacciones al fracaso de la Superliga. Desde Javier Tebas, en Madrid, a Aleksander Ceferin, en Eslovenia, pasando también por Oviedo y por Gijón. El proyecto de los clubes ricos sigue muriendo poco a poco, aunque el ambiente hostil no cesa. El presidente de LaLiga cargó las tintas y cuestionó los datos aportados por Florentino Pérez respecto a la baja audiencia del fútbol. “Tenemos datos y es así. El Real Madrid-Liverpool solo hizo cien mil espectadores más que el Barcelona-Valladolid un lunes hace dos semanas. Cada mercado es diferente. En España un Villarreal-Sevilla interesa cinco veces más que un Manchester United-Manchester City y un Eibar-Osasuna es más apetecible que un Manchester United-Everton”, afirmó Tebas.

Laporta, ayer, en el Real Club Tenis de Barcelona. | Europa Press

El presidente de la patronal consideró que la Superliga “se está diluyendo como un azucarillo”, y obedece a que “a algunos clubes han ido a reventar el sistema”, porque “no les gustaba la nueva Liga de Campeones”. Además, aseguró que restaría unos mil millones por temporada a la Liga española.

En su comparecencia tras una reunión ayer en la que todos los clubes de LaLiga, salvo Atlético de Madrid, Barcelona y Real Madrid, que no fueron invitados, rechazaron unánimemente el proyecto, Tebas se pronunció también sobre el papel en esta crisis del presidente de la FIFA, Gianni Infantino.

“Me gustaría que tuviese un claro y más rotundo desmentido en todo lo que dice, porque los propios clubes de la Superliga iban diciendo que les estaba apoyando. Tendrá que decir claramente que mentían, pero tiene que decirlo claramente”, indicó. Tebas, precisamente, habría tenido conocimiento de la creación de la Superliga gracias a una comida celebrada con Joan Laporta, presidente del Barcelona, el pasado jueves. Según el “New York Times”, Tebas empezó a desactivar la operación tras ese encuentro, avisando al presidente de la UEFA, Aleksander Ceferin. El esloveno ha sido el directivo que se ha mostrado más agresivo en las últimas horas contra el proyecto que lidera Florentino Pérez.

“La Superliga nunca ha existido. Fue un intento de crear una Liga fantasma de ricos, que no seguiría ningún sistema, no seguiría la pirámide del fútbol en Europa, las tradiciones, la cultura, la historia. A mis delegados, que estaban preocupados por el asunto, les dije: ‘Dadme 24 horas y esta Liga dejará de existir’”, dijo Ceferin, que cargó duramente contra Florentino Pérez. “No me quiere (Florentino) porque quiere un presidente que le obedezca, que le escuche y que haga lo que él piensa. Y trato de hacer lo que creo que es bueno para el fútbol europeo y mundial”. El Barcelona, club que al cierre de esta edición seguía en la Superliga, se pronunció ayer por primera desde que estalló la polémica. El club catalán cree necesarias “reformas estructurales destinadas a garantizar la sostenibilidad financiera y la viabilidad del mundo del fútbol”. Según el club azulgrana, el objetivo es mejorar “el espectáculo que se ofrece a los aficionados de alrededor del mundo y consolidar, y hasta incrementar, la base social sobre la cual se sostiene este deporte”. La junta directiva de Joan Laporta, además, justificó así su entrada en la competición: “En este contexto, la junta directiva del FC Barcelona aceptó, con carácter de máxima urgencia, formar parte, en calidad de club fundador, de la Superliga. La decisión se tomó con el convencimiento de que una supuesta renuncia a formar parte de esta iniciativa en calidad de club fundador habría sido un error histórico”. Laporta, horas antes, defendió que la Superliga “debe ser una competición atractiva, basada en los méritos deportivos. Estamos abiertos a un diálogo abierto con la UEFA. Creo que habrá un entendimiento. Necesitamos más recursos para que esto sea un espectáculo”.

Por otro lado, el Oviedo y el Sporting volvieron a mostrarse ayer en contra de la Superliga junto al resto de equipos de Primera y Segunda que no han sido invitados. El asunto llegó a las plantillas de ambos equipos. “Nos ha dejado claro algo evidente (el fracaso de la Superliga) que ya era antes, es ahora y será en un futuro: el fútbol es de la afición y no se puede jugar con esos sentimientos y esa ilusión por poder conseguir las cosas. Estamos todos de acuerdo en que las cosas se tienen que ganar en el campo y que no hay nada más importante que el sentir de la afición”, dijo el portero del Oviedo, Joan Femenías. El entrenador del Sporting prefirió no mojarse. “No me toca hablar de eso, son hipótesis y no pierdo el tiempo en ello. Bastante tengo con trabajar en mi equipo y la faena que tengo aquí dentro”, sentenció Gallego.

Compartir el artículo

stats