31 de octubre de 2010
31.10.2010

Rubiera, un adiós grandioso

El gijonés lució y luchó con el triunfador Ivan Basso en el Critérium

31.10.2010 | 04:11
Rubiera, un adiós grandioso

Oviedo, J. E. CIMA
El gijonés Chechu Rubiera tuvo un fenomenal y emocionado adiós al ciclismo en el II Critérium «Ciudad de Oviedo», donde se impuso en la prueba de eliminación y acabó tercero en la general, cuyo vencedor fue Ivan Basso, doble ganador del Giro de Italia, por delante del también gijonés Carlos Barredo y delfín del corredor de Baldornón. Un excepcional éxito resultaron las cuatro horas de ciclismo por la calle Uría abarrotada de público y que también dio muestras de cariño y apoyo a Alberto Contador, que apareció como aficionado para despedir al ejemplar Rubiera. El madrileño está a la espera de que la UCI tome una determinación sobre el caso que lo envuelve, al aparecer Clembuterol en su organismo. Al espectáculo ayudó el buen tiempo que lució, frente a unas previsiones que hablaban de lluvia.

Los ciclistas participantes, Chechu Rubiera, Ivan Basso, Samuel Sánchez, Carlos Barredo, Benjamín Noval, Joaquín Sobrino, Dani Navarro, Raúl Santamarta, Santi Pérez, Higinio Fernández, Andrés Antuña -este asturiano también deja el ciclismo-, Mikel Nieve, Tino Zaballa -ganador de la Vuelta a Asturias-, Jorge Azanza, Jesús Hernández, Ángel Madrazo, Iván Velasco, Rubén Menéndez y Daniel Ania, no olvidarán la tarde-noche de ayer por cómo se volcó con ellos la masiva afición. Así no extraña que el propio Contador, que se tuvo que multiplicar para firmar autógrafos y posar en fotos, comentara que «ojalá las aficiones fueran como ésta».

La prueba de puntuación a 35 vueltas, donde dieron la salida el alcalde de Oviedo, Gabino de Lorenzo, y Alberto Contador, ya fue espectacular. Rubiera quería agradar a la afición y no se quedó atrás todo un doble ganador del Giro como Basso, que acabó imponiéndose en tres de las cinco puntuaciones y las otras dos fueron para Barredo, que acabó segundo, y para Rubiera, que finalizó tercero. La desgracia se cebó en el noreñense Andrés Antuña, que rompió el sillín en su adiós a la competición.

Tras la prueba del piloto Alberto Hevia frente al ciclista Samuel Sánchez, se inició la carrera de eliminación a 24 vueltas, que siempre es espectacular. Benjamín Noval hizo una fuga sin éxito y cuando quedaban cinco ciclistas hubo una bonita lucha para quedar luego eliminado Santi Pérez. Un ataque de Rubiera fue seguido por el italiano Basso y y Samuel y Barredo dudaron, con lo cual se tuvieron que eliminar entre ellos, donde el ovetense pudo con el gijonés. Pero la victoria se iba a decidir entre Rubiera y Basso, siendo el italiano el que más tiró para que no los cogiera Samuel. El transalpino sabía que siendo segundo ganaba el Critérium y, encima, se vio sorprendido por Rubiera, al que admira como ciclista ejemplar y persona excepcional.

La fiesta acabó a lo grande con Rubiera lanzando besos al público y luego dando abrazos a todos los corredores y amigos. Tras el protocolo de la entrega de premios, Chechu Rubiera reconoce que «fue el punto final perfecto a mi carrera. No podía ser mejor que este adiós en casa y con todos apoyándome. No importa que no ganara el Critérium, con estar bien ya estoy feliz. Me emocioné mucho al dar el abrazo a tantos ciclistas con los que compartí tantas carreras y entrenamientos. Estuve a punto de que se me saltaran las lágrimas. Que en el Critérium estuviesen también Contador y Basso da más color y ambiente a mi adiós al ciclismo».

En las categorías inferiores donde participaron 30 ciclistas por cada prueba en el circuito urbano los triunfadores fueron Pelayo Sánchez (Construcciones Paulino), en principiantes; Fernando Menéndez (Ciudad de Oviedo), en cadetes; David Valparis (Club León); Pablo Suárez (Ciudad de Oviedo), en infantiles, y Abel García (Patria Hispana), en juveniles.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook