06 de abril de 2017
06.04.2017

Las dos niñas heridas en Trubia al ser arrolladas por un autobús, ingresadas en la UCI pediátrica

Las menores se bajaron del bus de línea para ir a clase cuando fueron arrolladas por otro autobús escolar

06.04.2017 | 08:42
Las dos niñas heridas en Trubia al ser arrolladas por un autobús, ingresadas en la UCI pediátrica

Dos niñas de 12 y 14 años -Carla F. Q., de 14 años y de Sograndio y Miriam D. Q., de 12 años y de San Claudio-, han resultado heridas al ser atropelladas a las 7.50 de la mañana cuando acudían al Instituto de Trubia. Las dos han sido trasladadas a urgencias pediátricas del Hospital Universitario Central de Asturias. Una de las menores está en estado muy grave y ha sido trasladada en una UVI móvil del Servicio de Atención Médica Urgente (SAMU) mientras que la otra, en estado grave, ha sido conducida en una ambulancia de soporte vital básico.

Las dos niñas se encuentran ingresadas en la UCI Pediátrica. La chica que se encuentra más grave es la alumna de 12 años que se encuentra con ventilación asistida. Fuentes sanitarias señalan que presenta lesiones en la cabeza "preocupantes", aunque no se teme por su vida. La de 14 años, por su parte, presenta un traumatismo torácico que no parece revestir mayor gravedad.

Las menores bajaron del autobús de TUA en la parada situada a la altura de la capilla de la Fábrica de Armas. Al cruzar la carretera, en una zona sin arcén, fueron arrolladas por un otro autobús escolar procedente de Teverga. Las heridas son vecinas de Sograndio y San Claudio.

Al lugar del suceso se han trasladado la Policía Local de Oviedo, Guardia Civil y los servicios sanitarios del SAMU. Todas las fuentes consultadas por LA NUEVA ESPAÑA coinciden en atribuir el suceso a una mezcla de "fatalidad e imprudencia". Por una parte porque, según todos los testigos, las niñas intentaron cruzar la carretera por detrás del autobús en una zona con escasa visibilidad, sin paso de cebra y en un momento en el que había niebla. Por otra parte, la falta de arcén y las circunstancias de la calzada confieren un cierto peligro al emplazamiento de la parada de autobús. 

De hecho, las alumnas no se bajaron del autobús en la parada más cercana a su instituto (que sí cuenta con arcén) sino que lo hicieron en la siguiente, frente a la iglesia de la fábrica de armas.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook