03 de abril de 2008
03.04.2008

Interior nombra a Bolinaga como nuevo jefe de la Policía judicial de la Guardia CIvil

El coronel, «número dos» para España de la unidad a las órdenes de un general, cooperará con organismos nacionales y extranjeros

03.04.2008 | 02:00
Antonio Rodríguez Bolinaga.

A. ROZADA


El coronel de la Guardia Civil Antonio Rodríguez Bolinaga, ex jefe de la Comandancia de Gijón, es el nuevo jefe de la Unidad Técnica de la Policía Judicial del instituto armado. Dicha unidad aglutina al personal de la Guardia Civil destinado en la Interpol, Europol, Sirene y demás órganos compartidos con policías nacionales y extranjeras. El «Boletín Oficial de la Guardia Civil» del pasado lunes recoge este nombramiento producido tras el ascenso de Bolinaga a coronel del cuerpo el pasado mes de diciembre, como adelantó LA NUEVA ESPAÑA.


Antonio Rodríguez Bolinaga se encargará de la Jefatura de Información y Policía Judicial de la Dirección Operativa de la Guardia Civil. Actuará como «número dos» de un general que dirige la entidad que se encarga de centralizar la gestión de datos y archivos en el ámbito de la delincuencia. Rodríguez Bolinaga, que sigue muy vinculado a Gijón, también será el responsable de la cooperación y el intercambio de información con otros organismos nacionales y extranjeros, así como de la elaboración de las normas técnicas y operativas de funcionamiento de las unidades orgánicas de la Policía judicial.


El nuevo jefe de la Unidad Técnica de la Policía judicial de la Guardia Civil se encontraba en Toledo, en comisión de servicio, a la espera del destino definitivo, que rubricó el secretario de Estado de Seguridad del Ministerio del Interior, Antonio Camacho, el 10 de marzo. El nuevo destino cubre una vacante de libre designación. A diferencia de Bolinaga, el ex jefe de la Comandancia de Oviedo, Fernando Aldea, sigue a la espera de un destino tras dejar el mando en Asturias.


Bolinaga fue destituido por el ministro del Interior como jefe de la Comandancia de Gijón por «pérdida de confianza» tras las investigaciones del 11-M y antes de que Alfredo Pérez Rubalcaba asumiera la carta. En noviembre de 2007, el Tribunal Supremo confirmó la sanción de diez días sin sueldo impuesta a Rodríguez Bolinaga por no comunicar en octubre de 2004 a la autoridad judicial la existencia de una cinta en Cancienes con datos utilizados en la investigación del 11-M.

En agosto de 2001, el agente Jesús Campillo mantuvo una entrevista con el ex confidente de la Guardia Civil, Francisco Javier Lavandera, quien advirtió de que José Emilio Suárez Trashorras y su cuñado Antonio Toro, condenado y absuelto respectivamente por el 11-M, disponían de grandes cantidades de dinamita para las que buscaban un comprador. Campillo grabó esa conversación en una cinta y, a continuación, redactó un informe operativo sobre su contenido que fue entregado a Rodríguez Bolinaga. Meses después de los atentados, el entonces coronel ordenó que esa cinta se conservara en una caja fuerte hasta que el 10 de noviembre apareció de forma sorprendente en Cancienes, tras una supuesta mudanza de material de Gijón al puesto de Corvera, en el que estaban destinados relevantes miembros de asociaciones de guardias civiles.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Farmacias de guardia

Farmacias de guardia en Gijón

Farmacias en Gijón

Todas las farmacias de guardia hoy en Gijón

Farmacias de guardia en Asturias

Farmacias en Asturias

Consulta las farmacias de guardia hoy en tu localidad

Enlaces recomendados: Premios Cine