27 de noviembre de 2009
27.11.2009

Balabanov, vestido para nadar

La Policía, alertada por vecinos, impide que el cineasta ruso se bañe en San Lorenzo de madrugada y con la ropa puesta

27.11.2009 | 01:00
La familia del director Aleksei Balabanov, ayer, durante su estancia en el Festival Internacional de Cine de Gijón.

R. GARCÍA

No era Anita Ekberg emergiendo de la Fontana de Trevi, sino Aleksei Balabanov, el Almodóvar ruso, de remojón en el Cantábrico. La película de los hechos es ésta: varios ciudadanos alertan de madrugada a la Policía ante el temor de que un ciudadano pudiera encontrarse en apuros dentro del mar, a la altura de la escalera tres. El personaje en cuestión es el director de cine Aleksei Balabanov, que después de presentar su película en el Festival Internacional de Cine de Gijón y de cenar en un restaurante de la ciudad, alrededor de la una de la madrugada pretendió darse un baño en San Lorenzo vestido y sin descalzarse.


Era una escena que recordaba demasiado a la de un bañista en apuros y que alarmó a quienes la estaban observando desde el Muro. Cuando los policías llegaron al lugar de los hechos comprobaron que a la altura de la escalera tres del arenal gijonés un hombre estaba entrando en el agua totalmente vestido. Los agentes se acercaron a él y trataron de hacerle razonar. Era extranjero y no los entendía.


Mientras, muy cerca de la orilla del mar, el hijo y la mujer del cineasta ruso observaban la escena, según fuentes policiales, «divertidos ante la ocurrencia» del artista, empeñado en probar las frías aguas cantábricas.


Una vez que la situación se fue tornando más calmada, los funcionarios policiales realizaron las gestiones necesarias para contactar con la guía del director ruso. La traductora llegó al lugar poco después y advirtió a la familia de los peligros del baño nocturno que intentaba Balabanov a esas horas de la madrugada, máxime después de una opípara cena.


Balabanov entendió los argumentos de los agentes de Policía y salió del agua, pero el cineasta de origen ruso, poco acostumbrado al mar y al clima del sur de Europa, no cejó en su empeño de bañarse, horas después, en la playa gijonesa. En la tarde de ayer, la familia Balabanov al completo volvió a San Lorenzo y alrededor de las cuatro y media de la tarde se pudo ver al director de cine dándose un baño en el Cantábrico. Esta vez sí, con bañador. The End.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Farmacias de guardia

Farmacias de guardia en Gijón

Farmacias en Gijón

Todas las farmacias de guardia hoy en Gijón

Farmacias de guardia en Asturias

Farmacias en Asturias

Consulta las farmacias de guardia hoy en tu localidad