05 de enero de 2010
05.01.2010
Un importante debate jurídico
 

El juez Campo enerva a las feministas y recibe apoyo de abogados por cuestionar la paridad

Las defensoras de la ley contra la violencia de género aseguran que era necesaria y los detractores piden la igualdad real de sexos

05.01.2010 | 01:00
El juez Campo enerva a las feministas y recibe apoyo de abogados por cuestionar la paridad

R. GARCÍA
Las declaraciones del juez de Sevilla Francisco Serrano abrieron la pasada semana un debate social en torno a la violencia de género al que se sumó ayer en LA NUEVA ESPAÑA el magistrado Ángel Luis Campo. En sus declaraciones, el juez gijonés arremetía contra la concepción «de género que diferencia a hombres y a mujeres» y respaldaba las tesis de Serrano denunciando la inferioridad masculina frente a la Justicia. Sus declaraciones han dividido a los abogados gijoneses y han contado con el rechazo de las feministas. Algunos, como Alberto Rey, apoyan al juez asegurando que «la ley debe ser igual para todos y no distinguir de sexos», mientras que otros, como Ana María González, aseguran que «la ley de violencia de género es absolutamente necesaria: no se puede eludir un problema tan grave».

El juez Campo aseguró en este periódico que «la paridad ha denigrado a la mujer, que está en determinados puestos por su sexo y no por lo que vale» y que «la ley contra la violencia de género en realidad ha creado más conflictos por su labor diferenciadora». El abogado Francisco Javier Díaz Dapena se mostró ayer «encantado de que quienes han de aplicar la ley sirvan de altavoz a la legítima crítica respecto de los problemas de aplicación». Las declaraciones del magistrado, según la letrada Edelmira Nistal Rubio, «recogen el sentimiento de muchos profesionales que ven cómo el sistema se pervierte en algunos casos». Para estos abogados, la ley integral contra la violencia de género se ha convertido «en un arma de doble filo». Alberto Rey va más allá denunciando discriminación masculina: «Hubo un tiempo en el que la mujer se situó por debajo del hombre en el campo de la Justicia y ahora parece que queremos invertir del todo la balanza para no sentirnos mal».

Detractores tampoco le faltan a Ángel Luis Campo. Algunos abogados expresaron ayer su disconformidad con unas declaraciones, que a juicio de la letrada Ana María González «hacen un flaco favor a las mujeres maltratadas». «La ley hizo algo muy positivo, que fue sacar un problema invisible a la calle. Dio más poder a las mujeres porque son las que sufren y hay que ayudarlas hasta que se llegue a una igualdad completa; entonces es cuando habrá que revisar la ley y ver que se mejora». Para letradas como Carina Rodríguez, «habría que tomar medidas contra las mujeres que usan la ley como privilegio a la hora de afrontar procesos como un divorcio». La letrada Monserrat González también se une a estas tesis asegurando que «parece comprensible la protección de la mujer frente a tantos siglos de desprotección en un ámbito como el doméstico en el que su indefensión es mayor. La ley no van contra los hombres sino contra los maltratadores». González sí reconoce sin embargo que la ley tiene carencias, que habrán de ser examinadas «sin la casuística».

«Cuando se llegue a una situación real de igualdad se pensará en cambios de leyes»

Abogada

«La ley no va contra los hombres sino sólo contra los maltratadores»

Abogada

«La ley contra la violencia de género se ha convertido en un arma de doble filo»

Abogada

«Ahora queremos invertir la balanza de la justicia para no sentirnos mal»

Abogado

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Farmacias de guardia

Farmacias de guardia en Gijón

Farmacias en Gijón

Todas las farmacias de guardia hoy en Gijón

Farmacias de guardia en Asturias

Farmacias en Asturias

Consulta las farmacias de guardia hoy en tu localidad

Lo último Lo más leído