01 de diciembre de 2010
01.12.2010
ÚLTIMA HORA
El IPC anual se sitúa en el 1,7% en noviembre, su nivel más bajo en 7 meses

El mejor cameo de Macio

El gijonés que participó en el rodaje de «Torrente 4» anuncia que su papel con Santiago Segura «es el más llamativo de toda la película por la abundante presencia femenina»

01.12.2010 | 01:00

Eloy MÉNDEZ

Santiago Segura andaba como loco hace unos meses porque, en pleno rodaje de la cuarta entrega de «Torrente», no había encontrado aún al personaje idóneo para la escena más subida de tono de toda la película. Ni de lejos podía sospechar el cineasta madrileño que la horma de su zapato estaba haciendo dominadas en el Grupo Covadonga. Fue a través de la productora del gijonés Iván Armesto como consiguió dar con Macio Duarte, un ídolo de masas en el club de Las Mestas por su particular filosofía vital. «No me dejan desvelar lo que hago en la escena, sólo puedo decir que casi no hablo y que hay mucha presencia femenina», confiesa el actor novel.


A pesar de sus «sesenta y tantos», Macio sigue despertando admiración en el gimnasio del Grupo. «Toca aquí», dice doblando los brazos y luciendo bíceps como piedras. Boxeador, ciclista, judoca..., en su juventud «probó de todo un poco» y siempre se hizo querer a base de buen humor y de sus razonamientos, cuando menos, originales. «Mi vida ha sido como la de Frank Sinatra: me casé dos veces, tuve cuatro hijos...», afirma. Tanto glamour exigía un papel en la gran pantalla, tras su paso por un programa de humor de la TPA, donde se dio a conocer y causó de todo menos indiferencia.


Su lanzamiento definitivo al estrellato llegaría el pasado 8 de octubre, cuando puso rumbo a Alicante en tren para participar en el último día de rodaje de «Torrente 4». En la ciudad levantina le esperaba Iván Armesto, famoso por su notoriedad en la primera edición de «Gran hermano» y encargado del «casting» del filme. «Iván me lo había preparado todo al milímetro, me llevó al hotel y me dijo que me fuera pronto para la cama, porque al día siguiente teníamos que madrugar mucho para grabar la escena», explica Macio.


Dicho y hecho. A las ocho de la mañana ya estaban los dos en D'Angelo, el mayor burdel de Europa, ocupado ese día por el equipo de Santiago Segura para rematar los últimos detalles de su creación. «Es un enorme paraíso del amor, que aquel día estaba lleno de modelos que trabajaban para la película», apunta Duarte, que nada más llegar se presentó al personal como «Dalmacito, miel de abeja, la que la prueba no la deja», comentario más o menos ingenioso que encandiló al director y al resto de los presentes, entre los que se encontraba Kiko Rivera, «Paquirrín», hijo de Isabel Pantoja, con fama de no dar palo al agua. «Un chaval excepcional, gracioso y cariñoso», en palabras de su compañero de reparto gijonés.


Macio compartirá créditos con la flor y nata del famoseo español. Además de Paquirrín, en «Torrente 4. Aquí te pillo, aquí te mato» -título completo de la última parte de esta saga de humor grotesco- también tendrán un hueco Belén Esteban, los madridistas Sergio Ramos y Gonzalo Higauín o el atlético «Kun» Agüero. Todo un elenco de inexpertos en las artes dramáticas, que compensarán sus carencias artísticas con su notoriedad, ganada a base de ponerse delante de los focos por diferentes y variopintos motivos.


Lo que Macio hizo y dejó de hacer en D'Angelo será una incógnita hasta el día del estreno. «Por contrato no puedo decir nada y, además, todavía no cobré, así que no pienso abrir la boca», bromea. No obstante, parece ser que su actuación le ha dejado bastante satisfecho. «Sólo desvelaré que me ha tocado hacer el mejor papel de toda la película y que estuve muy bien acompañado durante todo el tiempo», explica con sorna, tras reconocer que no le importó lo más mínimo tener que repetir cinco veces la escena. «Me lo pasé en grande, y volvería a trabajar para Santiago Segura, porque es un tipo muy inteligente y que trata muy bien a todos los actores», subraya con una sonrisa pícara.


Por el momento, este todoterreno sexagenario no firma autógrafos durante sus paseos por el Grupo, el club de sus amores. «Para mí, ser grupista es como tener un chalé con empleados», apunta. Sin embargo, es consciente de que su vida cambiará a mediados del año que viene, cuando llegue a los cines la última aventura de Torrente, el personaje grotesco que Santiago Segura se sacó de la manga hace tiempo y que acumula consecutivos éxitos taquilleros. «La fama no me cambiará», promete Macio entre risas.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Farmacias de guardia

Farmacias de guardia en Gijón

Farmacias en Gijón

Todas las farmacias de guardia hoy en Gijón

Farmacias de guardia en Asturias

Farmacias en Asturias

Consulta las farmacias de guardia hoy en tu localidad

Lo último Lo más leído