07 de junio de 2011
07.06.2011
ÚLTIMA HORA
El IPC anual se sitúa en el 1,7% en noviembre, su nivel más bajo en 7 meses

La «Jovellana» en la solapa

La familia del ilustrado encarga una edición limitada de once broches de plata y gemas, inspirados en la planta que lleva el apellido del prócer gijonés

07.06.2011 | 02:00

Miriam SUÁREZ

Los descendientes de Gaspar Melchor de Jovellanos no sólo contribuyen al bicentenario de la muerte del prócer gijonés participando en la comisión que organiza los actos conmemorativos. También han querido tener un gesto de iniciativa propia, encargando para la efeméride un broche inspirado en la flor de la «Jovellana Scapiflora». De la joya se ha creado una edición limitada de once piezas «únicas y diferentes». Ayer, a través de la Alcaldesa, la familia entregaba al Ayuntamiento de Gijón la copia 05.


La «Jovellana Scapiflora» es una de las seis especies de plantas que Hipólito Ruiz y José Pavón descubrieron en sus expediciones científicas a Chile y Perú. En honor de Jovellanos decidieron bautizar con su apellido este descubrimiento botánico, fechado en 1798. El agradecimiento del ilustrado gijonés por semejante muestra de respeto y admiración ha quedado para la historia en sus «Diarios».


El episodio vuelve a la actualidad para dar significado a un broche que la familia Jovellanos regalará a personalidades e instituciones que han contribuido a la organización del bicentenario. La primera «Jovellana» de la serie ha sido para la Reina Sofía. Y la segunda, para la Princesa de Asturias. Doña Letizia recibió el obsequio en persona, el pasado viernes, durante su visita a la exposición «La Luz de Jovellanos» del Palacio Revillagigedo.


«Esta iniciativa reafirma el compromiso de la familia con mantener viva la memoria de nuestro antepasado, con todas las instituciones jovellanistas y, al fin y al cabo, con Asturias», señaló Domingo Cienfuegos-Jovellanos, antes de que él y su madre, María Teresa Cienfuegos-Jovellanos y Piquero, hiciesen entrega del broche reservado al Ayuntamiento. La pieza se guardará en el archivo municipal «como testimonio importante y francamente bonito de este bicentenario», aseguró la alcaldesa, Paz Fernández Felgueroso.


Los demás broches de la serie irán a parar a la Junta General del Principado, al Gobierno regional, al Foro Jovellanos, al Instituto Feijoo de Estudios del Siglo XVIII y al Jardín Botánico, que cultiva ejemplares de «Jovellana Scapiflora» en recuerdo del gijonés más ilustre de todos los tiempos. Los herederos, por su parte, se quedan con tres copias de la joya, legado sentimental de un aniversario en el que se está volcando la ciudad.


«La creación de estos broches contribuye a dar esplendor al año jovellanista», recalcó la alcaldesa de Gijón, en un acto que tuvo como escenario el Museo Casa Natal Jovellanos y que sirvió para presentar públicamente la iniciativa. Si la idea lleva la firma Jovellanos, la ejecución es de Quirós Arte Joya, un taller ovetense con más de treinta años de actividad profesional. «Se ha mimado mucho», garantizó Pilar Quirós, diseñadora de las piezas, «y hemos tratado de ser fieles a los colores de la planta».


El trabajo «no ha sido fácil», pero, al final, se ha conseguido un resultado de coleccionista. El diseño de las «Jovellanas», de hecho, traspasará las fronteras nacionales y el próximo mes de septiembre se expondrá en la feria de alta joyería de Verona (Italia). Para que el gran público pueda tener acceso a una de estas piezas, conmemorativas del bicentenario de la muerte de Jovellanos, se ha decidido sacar al mercado una segunda colección.


Esta nueva serie estará formada por 150 broches, fabricados también en plata de ley, y ornamentados con gemas y esmalte. «Se podrán adquirir a un precio que oscilará entre los 150 y los 200 euros, en función de los esmaltes que se utilicen o si se incorpora oro además de plata», adelantó Pilar Quirós. «Cada uno de estos broches también será único y diferente», destacó sobre las joyas que se van a comercializar, al margen de la colección encargada por la familia Jovellanos.


«Seguro que alguien en Gijón las tendrá; alguien que le gusten los broches», secundó la Alcaldesa, en clara alusión a sus propios gustos. La debilidad de Paz Fernández Felgueroso por los alfileres y los colgantes es de sobra conocida. «Se trata de algo muy bonito y significativo», subrayó la regidora de la ciudad, tras recibir la «Jovellana» que ya forma parte del patrimonio cultural del Ayuntamiento, que «tan brillantemente ha respaldado las iniciativas de la comisión conmemorativa del bicentenario», quiso agradecer de palabra Domingo Cienfuegos-Jovellanos en nombre de la familia.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Farmacias de guardia

Farmacias de guardia en Gijón

Farmacias en Gijón

Todas las farmacias de guardia hoy en Gijón

Farmacias de guardia en Asturias

Farmacias en Asturias

Consulta las farmacias de guardia hoy en tu localidad

Lo último Lo más leído