11 de febrero de 2012
11.02.2012

Rubiera se cree víctima de una «campaña de agitación» orquestada desde la izquierda local

«Sustituir a un director es normal, pero aquí no importa el Festival de Cine sino desgastar a Foro», denuncia el concejal

11.02.2012 | 01:00
Beatriz Menéndez, antes de tomar la palabra en el salón de plenos.

R. VALLE


Beatriz Menéndez dejaba inconclusa la lectura de un manifiesto pidiendo la restitución de José Luis Cienfuegos como director del Festival Internacional de Cine de Gijón para levantar la mirada y decirle a Carlos Rubiera: «Hoy voy más segura que nunca a manifestarme para pedir su dimisión. Gijón no merece un concejal como usted». Las palabras de la portavoz elegida por la Plataforma por la Cultura para participar en la sesión plenaria de ayer fueron las últimas del chorreo de críticas al que tuvo que hacer frente el edil de Cultura y Educación. Aunque Rubiera ya había tenido tiempo para defenderse y lo hizo reivindicándose como víctima de una operación de «agitprop». «Un termino de la Rusia bolchevique que plantea una estrategia de agitación y propaganda a través del arte y la literatura. Uno tira de internet», explicó el concejal a la concurrencia.


Y de esa campaña aseguraba estar al tanto desde que en noviembre se había recibido en el correo electrónico de la gerencia del teatro Jovellanos -cargo que antes ocupaba la socialista Carmen Veiga, quien se supone sería la destinataria- un correo del grupo de cultura del PSOE animando a intensificar su trabajo de oposición, recuperar las relaciones con el movimiento asociativo cultural y contactar con las entidades que tenían problemas con el gobierno de Foro. «Yo ya estaba preparado para este chaparrón», ironizó Rubiera.


El concejal forista comparecía en el Pleno a petición de IU-Los Verdes, que le pidieron explicaciones sobre los ejes básicos de su política cultural. A esa duda respondió Rubiera remitiéndolos al programa electoral de Foro Asturias. Más extensas fueron sus reflexiones sobre la «Semana negra», el Concurso de zarzuela «Ana María Iriarte» y, sobre todo, el polémico cambio de director del Festival de Cine.


«Foro tiene todo el derecho a decidir a quién encomienda la dirección del festival. Cienfuegos no fue el primero y Carballo no será el último. Sustituir a un director es algo normal y esta campaña desatada es estrictamente política y demuestra que no les importa el Festival sino desgastar a Foro», indicó Rubiera, que recordó que Cienfuegos no fue destituido sino que se extinguió su contrato; criticó que no se respetara el trabajo de Carballo y aseguró que «el nuevo director no nos cuesta ni una peseta más ni menos que el anterior». Rubiera también mostró su extrañeza por que sólo constaran en el Jovellanos dos contratos a nombre de Cienfuegos, de 2004 y 2011, y porque a su llegada al gobierno aún estuvieran pendientes de pago facturas del festival del año anterior por valor de 268.000 euros.


Rubiera reivindicó que la prioridad de su gobierno era garantizar la pervivencia del Festival, argumento que también utilizó en el caso de la «Semana negra» al reivindicar los contactos del Ayuntamiento con la Cámara de Comercio para garantizar una ubicación estable en la Feria. «Sí me interesa subrayar que "Semana negra" es el nombre de un evento lúdico-festivo pero también el de una asociación cultural que contaba con el generoso y continuado apoyo del anterior gobierno y de una marca registrada por un particular que impide al Ayuntamiento organizarlo sin contar con él», explicó el concejal. Del concurso de zarzuela dejó claro que «tenía escasa repercusión en la vida cultural de la ciudad». Este año se celebrará en Madrid.


Las explicaciones no convencieron a la oposición. El edil de IU-Los Verdes, Jorge Espina, le pidió «un poco de humildad cuando desde tres grupos políticos diferentes le decimos que se está equivocando», lo acusó de ejercer su puesto «con una soberbia tremenda» y ser responsable «del proceso de demolición cultural del concejo». Manuel Pecharromán, desde el PP, fue el más indulgente con Rubiera, aunque le dejó claro que su grupo echa en falta un verdadero plan estratégico de cultura en la ciudad y está muy preocupado por el anunciado boicot de centenares de cineastas al Festival de Cine tras la marcha de Cienfuegos.


El portavoz socialista, Justo Vilabrille, tras ironizar con la capacidad de los ediles de la izquierda de movilizar a cineastas de todo el mundo en una campaña de agitación contra Rubiera, lo acusó de trabajar desde el «sectarismo y el revanchismo» y hacer un daño irreversible a la cultura de la ciudad. «Permítame que le diga que esta ciudad no se merece que usted sea concejal de Cultura. Gijón, sin duda, le queda grande, culturalmente hablando; y educativamente creo que también», remató el edil y antecesor de Rubiera en el cargo. Vilabrille acabó su intervención pidiendo formalmente a la Alcaldesa que reciba al director del Festival Intercéltico de Avilés: «Me consta que le ha pedido verla porque está preocupado por la coincidencia de fechas con el Festival Atlántico».

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Farmacias de guardia

Farmacias de guardia en Gijón

Farmacias en Gijón

Todas las farmacias de guardia hoy en Gijón

Farmacias de guardia en Asturias

Farmacias en Asturias

Consulta las farmacias de guardia hoy en tu localidad