25 de abril de 2012
25.04.2012

El orujo tuvo la culpa

Una mujer amenaza a un hostelero con una navaja e intenta atropellarle tras negarse a pagar una copa de aguardiente

24.02.2012 | 01:00

R. GARCÍA

Intentó atropellar al dueño de una sidrería y le amenazó con una navaja sólo para evitar pagar una copa de orujo. Agentes del Cuerpo Nacional de Policía de la Comisaría de El Natahoyo han detenido a una vecina de Carreño, de 43 años de edad, acusada de protagonizar un violento enfrentamiento con un hostelero la pasada semana. La ahora arrestada cuenta con antecedentes policiales por delitos de hurto y daños.


Los hechos tuvieron lugar alrededor de las diez de la noche del pasado viernes en un establecimiento de hostelería situado en la calle Severo Ochoa. La mujer entró poco antes de la trifulca al bar y pidió una copa de orujo. Cuando ya se había tomado la mitad de la consumición, la clienta salió fuera del establecimiento para hablar por teléfono. El dueño del local observó entonces cómo la mujer se alejaba cada vez más de la sidrería, por lo que, ante la sospecha de que la ahora detenida pretendiera irse sin pagar del bar, el propietario del local le exigió que abonase la consumición. La mujer se negó alegando que no le había gustado «el modo que había tenido de dirigirse a ella». Fue entonces cuando tuvo lugar el violento enfrentamiento entre víctima y agresora.


El hostelero le cogió a la clienta el teléfono móvil por el que estaba hablando y se lo retuvo como garantía de pago, tal y como informaron ayer los portavoces de la Comisaría de El Natahoyo. Poco después, la clienta regresó al establecimiento de hostelería exigiendo que le pagara el terminal. La discusión no acabó ahí. Cuando el dueño de la sidrería llamó a la Policía, la mujer le arrancó el cordón de oro que llevaba al cuello y le amenazó con una navaja de pequeñas dimensiones.


El hostelero salió tras su clienta mientras esperaba la llegada de la Policía y se puso ante su coche para evitar su huida. La ahora detenida hizo caso omiso de las indicaciones y arrancó el vehículo. La víctima tuvo que apartarse para evitar que la conductora le atropellara.


Los agentes del Cuerpo Nacional de Policía comenzaron entonces una investigación para dar con el paradero de la acusada, que finalmente pudo ser localizada el pasado miércoles y que fue detenida. Los agentes encargados del caso lograron recuperar el cordón de oro que la mujer le había robado al hostelero. La acusada había vendido la joya en una tienda de compraventa de oro. La mujer fue identificada como una vecina de Carreño de 43 años de edad. La arrestada ya ha sido puesta a disposición del juez de guardia.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Noticias relacionadas

Farmacias de guardia

Farmacias de guardia en Gijón

Farmacias en Gijón

Todas las farmacias de guardia hoy en Gijón

Farmacias de guardia en Asturias

Farmacias en Asturias

Consulta las farmacias de guardia hoy en tu localidad