09 de mayo de 2012
09.05.2012
40 Años
40 Años

Un hombre permanece cinco horas en la azotea de un edificio amenazando con volarlo

El detenido, de 47 años, que había exigido un coche, 50 millones de euros y una vivienda, se entregó gracias a la labor de un mediador policial

08.03.2012 | 01:00
Agentes del Cuerpo Nacional de Policía y bomberos, en el lugar de los hechos.

R. GARCÍA

Un vecino de Pumarín de 47 años fue detenido alrededor de las dos y media de la tarde de ayer, acusado de un delito de amenazas, después de permanecer durante cinco horas encaramado a la azotea de un edificio amenazando con hacer saltar el inmueble por los aires, en el número 1 de la calle Soria. El detenido, visiblemente alterado tras mantener una fuerte discusión familiar, exigió 50 millones de euros, una vivienda y un coche de alta gama a cambio de desistir en su actitud. Un mediador policial participó en las labores de persuasión del detenido.


La discusión que desencadenó un suceso que obligó a un amplio despliegue policial en Pumarín tuvo lugar alrededor de las nueve de la mañana en el domicilio familiar. «La muerte de su padre hace días lo dejó muy tocado y se puso a gritar con su madre a primera hora», aseguraron varios vecinos que alertaron a la Policía Nacional de las fuertes voces que se oían en el inmueble. Hasta el lugar de los hechos se desplazaron varios agentes policiales acompañados de bomberos y de sanitarios de emergencias médicas. Los funcionarios cerraron la calle al tráfico de vehículos y peatones.


El ahora detenido llegó a tirar objetos desde la ventana de su piso y amenazó con arrojarse al vacío. El gijonés impidió el acceso a la vivienda a familiares y amigos atrancando la puerta con muebles y esgrimiendo cuchillos contra los agentes que trataban de calmarlo. Los bomberos tuvieron que cortar el gas a todo el bloque de viviendas para evitar que se cumpliera la amenaza de explosión.


Un negociador de la Policía intentó calmar los ánimos del alterado vecino de Pumarín durante varias horas. Alrededor de las dos y media de la tarde, el funcionario logró su objetivo. El acusado salió de su vivienda provocando un nuevo altercado al sentirse observado por sus convecinos. La Policía lo condujo a un centro hospitalario.


«No es la primera vez que genera conflictos», manifestó un vecino del detenido una vez disuelto el dispositivo. «En una ocasión se enfrentó a su madre en un juicio y le tuvieron que imponer una orden de alejamiento» , concluyó esta misma persona. El detenido tiene antecedentes por daños, atentado a agente de la autoridad y malos tratos.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Farmacias de guardia

Farmacias de guardia en Gijón

Farmacias en Gijón

Todas las farmacias de guardia hoy en Gijón

Farmacias de guardia en Asturias

Farmacias en Asturias

Consulta las farmacias de guardia hoy en tu localidad

Enlaces recomendados: Premios Cine