22 de mayo de 2012
22.05.2012

«Hay que estar en las redes sociales, pero no son la panacea para ganar elecciones»

«En la campaña de Mariano Rajoy se respondía absolutamente todo y a todo el mundo, lo que se buscaba era conversar con los ciudadanos»

22.05.2012 | 02:00
Carlos Gutiérrez, ayer, en las oficinas de LA NUEVA ESPAÑA de Gijón.

Consultor especializado en social media y director de la Agencia Gutiérrez Comunicación

Miriam SUÁREZ

Carlos Gutiérrez es licenciado en Derecho, experto en Protocolo y Organización de Eventos, máster en Dirección de Comunicación, posgrado en Dirección de Campañas Electorales, consultor en social media y su blog «Política redes» acaba de recibir en Washington el premio «Victory Award» del año. Todo ese bagaje le ha permitido, a sus 31 años, trabajar en la Jornada Mundial de la Juventud, la campaña de Mariano Rajoy o el «Americans abroad for Obama» para la reelección del presidente norteamericano. Ayer visitaba Gijón como coordinador de delegados de AERCO-PSM, la principal asociación nacional del sector social media, para presentar a sus representantes territoriales -Javier Prieto y Rubén Llames- en Asturias, y analizar el presente y futuro de la profesión.


-¿En qué consiste el trabajo de un consultor especializado en social media como usted?


-En definir e implementar estrategias en los medios sociales para conseguir un objetivo, ya sea vender un producto o acercar un candidato a la ciudadanía. Parece algo que está de moda, pero desde AERCO-PSM queremos que la gente entienda la importancia real de contar con un profesional de la comunicación.


-¿Por qué es tan importante?


-Estamos hablando de comunicación y lo que no se comunica no existe. Actualmente, tenemos nuevos medios en los que hay que estar presentes, pero no de cualquier manera. Se debe hacer un diagnóstico previo, para saber si tu público está en las redes sociales y tus objetivos pasan a través de estos medios. Y, luego, definir una estrategia y el mensaje que se quiere transmitir.


-Sin embargo, parece que cualquiera sabe manejar las redes sociales.


-Pero a qué nivel. No es lo mismo trabajar con un profesional que con alguien que no lo es. En este sector y en ninguno. Hay mucha gente autodidacta, por supuesto, y quién soy yo para juzgarla. Pero tener formación es fundamental. No sólo hay que conocer la herramienta en sí misma, sino aprender a llegar a tu objetivo viendo cómo respira la red.


-¿Y cómo se distingue al profesional del «paracaidista»?


-Debe tener capacidad de comunicación, empatía, capacidad resolutiva, conocer la importancia del lenguaje... y tener formación específica. Hay que prepararse. Por los cursos de AERCO-PSM han pasado más de mil alumnos. Pero nosotros siempre decimos que los cursos son sólo un paso.


-Como experto en comunicación política, ¿hoy es posible una campaña sin redes sociales?


-Yo creo que actualmente no se entendería una campaña sin social media. Hay que estar ahí. Aunque ya empiezas a encontrarte todo tipo de usuarios, a través de la red contactas mucho con la gente joven.


-¿Realmente se pueden ganar unas elecciones en ciento cuarenta caracteres?


-La estrategia on line hay que entenderla como una parte más de la estrategia global de una campaña, una pata más de la mesa. El objetivo es que la gente salga de sus casas, ayude en el puerta a puerta, participe... Pero los medios sociales tampoco son la panacea.


-¿Y se pueden perder?


-Te puedes encontrar crisis. Y, cuando surgen, hay que saber gestionarlas. Si te rodeas de profesionales, vas a gestionar los problemas de forma profesional.


-Pero hay mucho político que mete la pata en su Twitter o Facebook. ¿Cómo controlar esos excesos de espontaneidad?


-Uno no debe olvidar que cuando está en la red lo primero que está gestionando es su marca personal. Hay, por tanto, que medir las palabras y, por eso, muchos políticos le siguen teniendo miedo a la red. Pero cuando se comete un error, del mismo modo que te equivocas, lo admites y corriges.


-Usted intervino en la campaña de Rajoy. ¿Qué papel desempeñaron las redes sociales?


-Yo trabajé dentro del equipo de Rafa Rubio. El objetivo de la campaña era mejorar los resultados de las elecciones anteriores y, por supuesto, ganar. Pero lo que se buscaba en las redes sociales era conversar con los ciudadanos, conocer sus preocupaciones, tuviesen la misma opinión o una diferente. Se respondía absolutamente todo y a todo el mundo, explicando su programa.


-Ya como presidente del Gobierno, en cambio, se le está criticando por dar poca información. ¿Qué opina?


-Nunca es fácil explicar a las familias recortes como los que se están aprobando. Pero hay que hacerles llegar por qué se hacen. Y, en este sentido, todo es mejorable. Lo digo desde el punto de vista de la comunicación, no desde el punto de vista político.


-De Mariano Rajoy al «Americans abroad for Obama». Otras ideas, otro público, otro mensaje...


-No hay que entrar en ideologías. Son proyectos. En este caso, tuve oportunidad de conocer a Juan Verde, codirector internacional de la campaña de reelección de Obama, que ha contado conmigo para localizar a los casi diez millones de americanos que están viviendo fuera de Estados Unidos a través de las redes. En eso consiste el «Americans abroad for Obama», en organizar iniciativas por todo el mundo para que apoyen su reelección. En 2008 funcionó muy bien y ahora vuelven a repetir. Actualmente, estamos trabajando en las estrategias a seguir.


-¿Los norteamericanos llevan la delantera a España en marketing político tanto como parece?


-Allí son normales estas iniciativas o que tú des dinero para una campaña electoral. ¿Aquí te imaginas a un particular donando dinero a un partido político?


-También ha formado parte del equipo de social media del Encuentro Mundial de la Juventud.


-La comunidad que se consiguió crear fue espectacular. Había medio millón de usuarios en redes, un equipo de 60 personas, más de 20 nacionalidades, 12 idiomas... Estar en el equipo de Rafa Rubio, artífice de todo eso, fue una de las mejores experiencias que he tenido. La respuesta fue masiva.


-En este caso, ¿qué influyeron más las nuevas tecnologías de la información o que la religión mueve montañas?


-Cuando entras en un proyecto de este tipo, no entras en si la gente cree o no cree. Son proyectos interesantes, indudablemente. Recuerdo que esos días también hubo muchos movimientos en contra. La filosofía del evento fue que todo el mundo era bienvenido.


-¿Hasta dónde pueden todavía dar de sí las redes sociales?


-No sé si hoy es Facebook y mañana será otra cosa, pero internet ha venido para quedarse y la comunicación on line va a seguir evolucionando, está claro. Aunque haya marcas que igual no funcionan en las redes o no las necesitan.


-¿En qué situación van a quedar los mítines tradicionales?


-A través de las redes se consigue contactar con mucha gente y se está produciendo una variación en la organización de los mítines. Pero la estrategia off line no se puede perder, porque no todo el mundo está en la red.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Farmacias de guardia

Farmacias de guardia en Gijón

Farmacias en Gijón

Todas las farmacias de guardia hoy en Gijón

Farmacias de guardia en Asturias

Farmacias en Asturias

Consulta las farmacias de guardia hoy en tu localidad