Alcalde honorario

La decisión de conceder a Francisco Franco Bahamonde el título de alcalde honorario de Gijón la tomó la Corporación municipal presidida por Paulino Vigón Cortes el 22 de junio de 1939. «La comisión municipal permanente, por unanimidad y con el mayor entusiasmo, aprobó por aclamación la propuesta del señor Alcalde», se puede leer en las actas. Alcaldes honorarios de Gijón fueron también nombrados Alfonso XIII y Victoria Eugenia, Pío Díaz Pradas (alcalde de Jaca) y la santísima Virgen de Covadonga.

Hijo adoptivo

Ese título se le otorgó al mismo tiempo y por los mismos dirigentes que el reconocimiento como alcalde honorario a quien era el jefe de Estado.

Medalla de oro

Francisco Franco recibió la primera medalla de oro que concedió el Ayuntamiento de Gijón. La decisión de entregársela se confirmó el 18 de julio de 1962. El entonces alcalde, Ignacio Bertrand Bertrand, alegaba en su discurso «que este año se cumplen los XXV de la liberación de Gijón y terminación de la campaña del norte de España». La propuesta fue aprobada por aclamación con unanimidad de los ediles y gritos de «¡Arriba España!» y «¡Viva Franco!».

Retirada de honores

Un Pleno presidido por Paz Fernández Felgueroso aprobó la retirada de honores a Franco el 8 de mayo de 2009. Votaron a favor los ediles del PSOE e IU y se abstuvieron los representantes del PP.