C. J.

Tras conocerse la sentencia, el grupo municipal del Partido Popular en el Ayuntamiento de Gijón anunció que plantearán que los servicios jurídicos del Consistorio estudien la posibilidad de emprender acciones legales contra Santiago Martínez Argüelles, actual portavoz del grupo socialista, por su responsabilidad ante «un supuesto caso de malversación de fondos públicos». Consideran los populares que el «escandaloso derroche» del Ayuntamiento al invertir más de cuatro millones de euros en lo que ya era una propiedad de la Universidad de Oviedo es atribuible a Argüelles y «no debería quedar impune».

También desde Nuevas Generaciones exigieron disculpas públicas al PSOE «por el trato dispensado a la Universidad, a sus docentes y a sus alumnos» con este asunto. Y demandaron conocer cuánto ha costado a la ciudad «esta cabezonería de la izquierda» que demuestra que «el Ayuntamiento actuó de mala fe».