31 de marzo de 2013
31.03.2013

Pulso europeo a la sidra

Una cata de caldos alemanes y bretones en el Pueblu d'Asturies lleva a disfrutar de bebidas «más secas o dulces» frente a la acidez local

31.03.2013 | 00:00

C. JIMÉNEZ


Tras dos catas consecutivas de sidras alemanas y bretonas, la familia Soler Álvarez prometía terminar la jornada al pie del tonel. Ellos eran de los primeros visitantes que ayer al mediodía disfrutaban bajo el Tendayu del Muséu del Pueblu d'Asturies de las actividades del Primer Sidre l'Añu, un evento dedicado al caldo regional por excelencia que este año recibía la visita de productores franceses y germanos. Junto a los Soler, Donato Xoaquín Villoria acompañaba las catas y daba todos los detalles sobre cada uno de los caldos, además de mostrar al visitante que en el resto de Europa «viven la sidra con la misma intensidad que nosotros».


Primero fue el turno de la sidra alemana, «más amarga que la asturiana», según Villoria y que se sirve en jarra, sin escanciar, con presentación en botellas de un litro como si se tratara de una cerveza. «En cambio a ellos les resulta muy agresiva nuestra sidra», sostiene, «porque es más ácida de lo que ellos toleran». Los primeros en degustar las variedades germanas salieron del recinto con una impresión muy clara: «Demasiado seca», comentaba Luis Álvarez, que acudió acompañado de su esposa, Eva Iglesias.


Junto a los caldos germanos un total de setenta llagares dieron a probar ayer bajo el Tendayu del Pueblu d'Asturies la cosecha de 2012 en un festival que arrancó el pasado Jueves Santo y que finaliza hoy, domingo, tras cuatro días de pasión por la sidra. Por cinco euros se puede entrar al recinto para probar las sidras de los diferentes llagares. Lara Nosti abandonaba encantada la macroespicha convocada en el Tendayu con un vaso más para su colección. «Y las sidras, todas muy buenas», matizaba tras la prueba correspondiente en la que se hizo acompañar por un grupo de nueve amigos.


La segunda cata de la mañana, de sidras normandas, comenzó a descubrir el «sumiller» que algunos llevaban dentro. «Saint Charles es muy buena, ¿se puede comprar aquí?», interrogaba Saúl Montoto sobre una de las marcas. Sin embargo, la mayoría de los lagares tradicionales de la Bretaña francesa no tienen autorización para vender fuera y los interesados deben acudir a empresas exportadoras para hacerse con sus caldos, explicaba Villoria. «A ellos les gusta mucho la sidra espumosa, que marida muy bien con mariscos y pescados», continuaba el coordinador de una prueba popular para paladares acostumbrados, en su mayoría, a otros tipos de sidra. «Esta sidra está muy bien y aguanta mucho la burbuja en el vaso», reconocía como si se tratara de un experto catador el cántabro Luis Álvarez.


Más diferencias con la sidra asturiana. «Tiene diferentes cuidados y la elaborada según el método tradicional la llaman sidra del granjero. Su producción es limitada, generalmente vinculada a caseríos con ganado, pomaradas y el lagar», argumentaba Villoria, quien ante las dudas de algunos de los participantes en la cata defendió que «no existe sidra mala, si se vende es porque a la gente le gusta». Los bretones, a diferencia de los alemanes, tienden a utilizar variedades de manzana muy dulces.


Para la próxima edición del certamen se anuncian nuevas catas con contrastes pues se incorporarán sidras británicas, que como los alemanes sirven sus caldos en grandes jarras. «Los ingleses son muy extremos y muy aventurados a los sabores muy contrastados», resume Villoria como adelanto a la prueba de 2014.


En cualquier caso, las actividades del Primer Sidre l'Añu continúan hoy, domingo, en el recinto del Pueblu d'Asturies con el grupo de baile tradicional «La Deva», la celebración del segundo concurso de sidra casera y entrega de premios posterior, así como una muestra de indumentaria tradicional asturiana y una prueba guiada de aguardiente. A la animación musical se suma la posibilidad de disfrutar de productos tradicionales asturianos y dulces típicos que recuerdan a la espicha. Los organizadores no pueden estar más satisfechos con la edición de este año pues, pese al mal tiempo, estiman que en las dos primeras jornadas accedieron al recinto unas 3.000 personas.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Farmacias de guardia

Farmacias de guardia en Gijón

Farmacias en Gijón

Todas las farmacias de guardia hoy en Gijón

Farmacias de guardia en Asturias

Farmacias en Asturias

Consulta las farmacias de guardia hoy en tu localidad

Enlaces recomendados: Premios Cine