Suscríbete

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El futuro Plan de Ordenación, a debate

Tormenta de ideas urbanísticas

El prediagnóstico redactado por los arquitectos, previo a la revisión del PGO, aborda cien "puntos calientes" y levanta ampollas entre los constructores

Panorámica de la ciudad, con el puerto de El Musel al fondo.

La patronal de la construcción, CAC-Asprocon, no está conforme con el prediagnóstico que el Ayuntamiento ha solicitado al Colegio Oficial de Arquitectos de Asturias para la redacción de un nuevo Plan General de Ordenación (PGO). Sus representantes, de hecho, comparecerán hoy públicamente para exponer cuál es la postura del sector, que no ha dejado de tener roces con el equipo de gobierno desde que los tribunales anularon el planeamiento urbanístico de la ciudad.

El prediagnóstico encargado a los arquitectos será el punto de partida del proceso de participación ciudadana previo a la revisión del PGO. En el borrador remitido al gobierno local a principios de octubre, los arquitectos abordan cien "puntos calientes" del Urbanismo gijonés, pero sin entrar en valoraciones sobre su actual situación jurídica. Estas son algunos de ellos.

-El puerto. La ampliación de El Musel, según los arquitectos, "ha sacrificado cuestiones ambientales a cambio de contar con una capacidad logística nunca contemplada hasta ahora". Se refieren a "presuntas alteraciones en las corrientes marina", reducción del oleaje y a una posible afección sobre la playa de San Lorenzo, donde las tormentas dejan ahora al descubierto amplias zonas rocosas. La pérdida de arena lleva siendo un problema desde que se acometió la obra portuaria. Además del aspecto mediambiental, los arquitectos analizan El Musel desde el punto de vista del transporte, urgiendo "actuaciones de imagen, de cara al atraque de cruceros y demás tráfico de pasajeros". A lo que añaden: "El superpuerto requiere de un adecuado plan de usos".

-El ferrocarril. Se preguntan si el llamado metrotrén "tiene posibilidades de olvidarse del tren y quedarse en metro", para poder así desvincularlo del plan especial de las vías. "Las circunstancias económicas apuntan a que el plan de vías va a retrasarse. Debe repensarse, incluso dónde localizar la futura estación intermodal", sostienen los arquitectos. Y rematan: "¿Ya sabemos por dónde entrará el AVE?".

-Viarios urbanos. "Se encuentra en un excelente estado de conservación", aseguran. Aun así, advierten de que "el pavimento de las aceras de las actuaciones más recientes es muy inferior al de las anteriores".

-La red de carreteras. Se ponen de relieve deficiencias en la red secundaria; se habla de "muralla" a la hora de recordar que sigue pendientes los accesos a El Musel; y se califica de "mejorable" la conexión con el aeropuerto.

-Los equipamientos. Apuestan por la rentabilización de los servicios y equipamientos existentes, "conectando en red todo tipo de inversiones". Y dejan en el aire la siguiente pregunta: "¿Debe Gijón competir con Oviedo de cara a captar nuevas inversiones?

-El Jardín Botánico. El Colegio de Arquitectos plantea un posible crecimiento del Jardín Botánico Atlántico de Cabueñes. No como una necesidad inmediata, pero sí como algo a tener en cuenta en el futuro planeamiento urbanístico.

-Los edificios. "No hay que renunciar a la edificación en altura", sentencian. En opinión de los arquitectos asturianos, es más sostenible y "ayuda a dotar de calidad urbana a lugares específicos de la ciudad".

-El suelo. Partiendo de que es un bien escaso y no renovable, "se debe evitar toda nueva ocupación sobre suelos naturales/rurales", abogan. Y, en caso de producirse, aconsejan mesura.

-La arquitectura. Existen 978 bienes arquitectónicos protegidos por el Catálogo Urbanístico de la ciudad. Más allá del número, "interesa que la normativa de protección -tanto catálogo como PGO- sea flexible, que no permisiva", sugieren. Flexibilidad que pasaría por "reconocer una intervención gradual, según el interés de la edificación, el grado de alteración que tiene y la viabilidad económica".

-Las entradas a la ciudad. La vieja entrada de la autopista "Y" (Sanz Crespo), así como la avenida de Príncipe de Asturias "se muestran demasiado impermeables para el tráfico no rodado y no cuentan con la mejor imagen". Como salida, proponen "su conversión en un bulevar".

-La fachada marítima. El Colegio Oficial de Arquitectos mira hacia Este y Oeste. Por un lado, apoya la regeneración del entorno del Rinconín, por su "buen potencial para ser uno de los referentes turísticos" de la ciudad. Por otro, llama la atención sobre la superficie industrial existente entre Poniente y El Arbeyal, "muy válida para albergar diferentes usos".

-Mina La Camocha. Lo tienen claro. La regeneración de las viejas instalaciones mineras "debe estar orientada a recuperar los empleos" perdidos a raíz de su cierre. La cuestión, reconocen los arquitectos, es determinar "cómo se consigue y mediante qué usos e intervención".

-La Universidad. Se pone de relieve que el campus gijonés es el que menos se resiente de la caída de las matriculaciones universitarias. Aun así, "cabe plantearse si necesita de todos los terrenos que aún tiene atribuidos", matizan los arquitectos, que no descartarían la incorporación de actividades "no docentes-investigadoras que actuasen complementariamente como parque tecnológico".

-Núcleos rurales. Rebasan el centenar y "por la dinámica y morfología de muchos de ellos", el borrador recoge "la necesidad de que el futuro PGO los reclasifique como urbanos".

-En tierra de nadie. Hay que "buscarles una vocación", aconseja el Colegio profesional. Se encontrarían en esta situación, por poner un ejemplo, las proximidades de la autovía entre Nuevo Gijón y Tremañes, el espacio comprendido entre Contrueces y el Área Residencial de Roces, y "por encima de todo el solarón del plan de vías".

Un resumen del documento

El encargo

-El gobierno municipal encargó al Colegio de Arquitectos de Asturias un prediagnóstico del Urbanismo gijonés como base del proceso de participación ciudadana previo a la redacción de un nuevo PGO, trabajo que todavía se encuentra en fase de licitación.

-Los técnicos entregaron el borrador del documento a principios de octubre. En él, se abordan cien cuestiones de relieve para el futuro diseño urbanístico del municipio.

Contenido

-Se plantea la necesidad de mejorar la imagen de El Musel de cara a la llegada de cruceros; de regenerar las viejas instalaciones de Mina La Camocha "para recuperar empleos"; y de "repensar" el plan de las vías y el proyecto del metrotrén.

-Se apuesta por la edificación en altura, por la reclasificación de algunos núcleos rurales y por una normativa de protección urbanística "más flexible, que no permisiva".

Compartir el artículo

stats