09 de mayo de 2014
09.05.2014
La Nueva España

No se ven pero se tocan

Un grupo de invidentes disfruta en el Barjola de una exposición que José Antonio Menéndez y Nina Grønn crearon para las personas ciegas

09.05.2014 | 02:15

"He percibido paisajes increíbles y tan diferentes como el Ártico y el desierto, el mar y las montañas". La descripción que Fernando Sánchez-Güijo hace de "Organicidad", la muestra plástica que el ovetense José Antonio Menéndez Hevia y la neoyorkina Nina Grønn exponen en el Museo Barjola, llama la atención. Por la sensibilidad que desprende su comentario y, sobre todo, porque Fernando es ciego. Pero él llegó incluso a apreciar texturas y tonalidades en las obras.

Todo gracias a la háptica, término que se aplica al conjunto de sensaciones no visuales y no auditivas que experimenta un individuo, y que los autores de "Organicidad" han puesto en práctica para hacer más accesible la esencia de su arte a las personas invidentes. Ayer, Menéndez Hevia y Grønn recibían en el Barjola a un grupo de veinte personas vinculadas a la ONCE, que pudieron disfrutar a través del tacto de una docena de obras.

Su reacción conmovió a los artistas hasta el punto de que a Nina Grønn se le llegaron a humedecer los ojos. "Hemos trabajado el contacto de la piel para transmitir, más allá de la vista, las emociones de la naturaleza", explicaba ayer José Antonio Menéndez Hevia. Para ello, utilizaron como soporte artístico el hormigón y crearon una serie de moldes que les han permitido compartir esas emociones con las personas que padecen discapacidad visual, aportando al material diferentes relieves.

El resultado, en palabras de Fernando Sánchez-Güijo, "es una sensación de carga eléctrica sorprendente". Hubo incluso quien apreció distintas temperaturas en cada obra, llegando a percibir sensaciones artísticas "incluso antes del contacto", quizá porque "tenemos agudizados otros sentidos que suplen lo que no podemos ver".

La colaboración entre los artistas, el Museo Barjola y la ONCE hizo posible esta experiencia, con la que se ha profundizado en el tacto "como canal de transmisión de ideas y emociones". En opinión de Carmen Martínez, responsable de Servicios Sociales para los afiliados de la Organización Nacional de Ciegos en Asturias, "es todo un reto hacer arte contemporáneo accesible para personas con discapacidad visual", porque sus matices no son fáciles de apreciar, ni siquiera para quienes tienen el sentido de la vista en perfecto estado.

O lo que es lo mismo: "Aquí no hay playas concretas, sino olas que rompen, espuma...", según José Antonio Menéndez Hevia, muy conocido dentro y fuera de Asturias por sus trabajos como diseñador de interiores.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Farmacias de guardia

Farmacias de guardia en Gijón

Farmacias en Gijón

Todas las farmacias de guardia hoy en Gijón

Farmacias de guardia en Asturias

Farmacias en Asturias

Consulta las farmacias de guardia hoy en tu localidad