12 de agosto de 2014
12.08.2014
ARTURO FERNÁNDEZ | Actor

"Chatín debió de ser la primera palabra que dije, antes que padre o madre"

"La mejor arma para conquistar a una mujer, a estas alturas de mi vida, es la conversación"

12.08.2014 | 01:15
El actor gijonés Arturo Fernández en una de sus últimas visitas al teatro Jovellanos.

"Enfrentados" es el nuevo espectáculo que Arturo Fernández presenta hoy en el teatro Jovellanos a partir de las 20.30 horas y que estará en cartel hasta el próximo domingo. La obra es una "rara avis" dentro de la carrera del actor gijonés pues se aleja de sus clásicos papeles de galán cínico y caradura, situando al intérprete en la piel de un pintoresco sacerdote, con programa de televisión propio, que intentará enseñar a un joven y reivindicativo seminarista -David Boceta- cómo funciona la parroquia. En definitiva, una obra sobre el arraigo y el cambio, sobre la mocedad y la senectud, aderezada con el siempre brillante humor del antiguo "Tigre del Piles", que suma ya más de 60 años encima de las tablas.

-El pasado mes de febrero cumplió 85 años, 60 de los cuales ha dedicado al arte dramático. No le importará que se retrase la edad de jubilación, ¿verdad?

-Verá, tengo una profesión privilegiada de la que a nadie le apetece jubilarse. ¿Jubilarme de los aplausos del público?, ¿del olor y el calor de un teatro?, ¿de la adrenalina y la magia de ver alzarse un telón?, ¿de que te esperen a la salida del trabajo para decirte que les has hecho olvidarse de los problemas cotidianos?... No, para mí no es un problema que se retrase la edad de jubilación pero sí soy consciente de que soy un privilegiado que no he necesitado hasta hoy que una Seguridad Social esquilmada le pague o le devuelva lo que ha aportado. Pero claro que me preocupa que quien se haya ganado su derecho a jubilarse no pueda hacerlo.

-Se lanzó a la aventura muy joven, emigrando a Madrid. ¿Diría que sucede algo similar con los asturianos de hoy en día?

-No, nada que ver los horizontes de la Asturias de hoy con los horizontes de mi juventud. Y eso que mi Asturias, quizá porque nunca ha sabido llorar, ni tampoco elegir, ha estado siempre en la tercera división de las atenciones del Gobierno central... Pero, con todo y con eso, ahora en Asturias hay muchas más posibilidades de las que había en 1950... Y Madrid está mucho más cerca que entonces.

-Además de "Enfrentados", pocas han sido las ocasiones en las que ha interpretado un rol distinto al de galán conquistador. ¿Le cansan ya este tipo de papeles? ¿Cuánto hay realmente de usted en ese tipo de personajes?

-No me cansaría nunca de hacer de "galán conquistador". Es un lujo para cualquier actor conseguir crear un personaje y que el público le acepte y le espere temporada tras temporada en ese rol. ¿De mí en ese tipo de personajes? Soy mucho menos atractivo y divertido que ellos. Y mucho más trabajador y responsable.

-¿Qué opina sobre los recortes en cine y teatro?

-Verá, desde mis comienzos en esto -hace ya algunos años-, vengo oyendo hablar de la crisis del teatro. Es evidente que antes el teatro, como forma de ocio y como expresión cultural, no tenía la competencia que tiene ahora: televisiones, internet, invasión de "espectáculos" gratuitos a la par que "idiotizantes", competencia desleal de producciones de baja calidad que nacen para y por conseguir una subvención que además les permite entrar en un circuito también subvencionado, y un largo etcétera que daña más al teatro incluso que la tremenda -y espero que temporal- medida de subir el IVA -que imagino, como toda subida de impuestos habrá sido una medida tomada por necesidad de hacer caja y no por ganas de fastidiar-. Pero al final lo cierto es que el teatro es un acontecimiento único. Asistir a una función teatral es asistir a un momento irrepetible que siempre y a pesar de todo gozará de buena salud, mientras haya calidad en el texto, en la interpretación y en la puesta en escena.

-¿Esta obra es un canto al rupturismo o a la renovación?

-A la renovación. ¿No es "renovarse o morir"? Pero renovarse no es volver a pensamientos ni movimientos absolutamente retrógrados. Las revoluciones sean marxistas, bolivarianas, nacionalistas o de la índole que sean están absolutamente pasadas de moda.

-¿Después de dos años con "Los hombres no mienten", de estrenar en febrero "Don Juan" y ahora "Enfrentados", definitivamente las vacaciones son para cobardes?

-Vengo de Santander y San Sebastián de trabajar dos horas diarias. Ahora llego a mi Gijón del alma en plenas Fiestas de Begoña. ¿Cree que hay mejores vacaciones?

-¿Cómo seductor cual diría que es la mejor arma de un hombre para conquistar a una mujer?

-La mía, a estas alturas de mi vida: la conversación

-¿Estamos perdiendo la magia del cortejo?

-¡Estamos perdiendo la magia! Borre eso... No se pierde nada, se cambian las formas, el lenguaje, etc. Las mujeres hoy demandan una distinta forma de relación... ¡Ojalá yo estuviera en edad de adaptarme a esos cambios!

-Siempre se ha considerado un "asturiano de pro" ¿Qué es lo que más le gusta de Asturias? ¿Se puede ser asturiano sin ser un "fartón"?

-Se aprende a ser asturiano cuando no se tiene el privilegio de vivir en Asturias. Entonces se valora en toda su magnitud.

-¿Oviedo o Gijón? ¿Carbayones o "culomollaos"?

-Asturianos. Con mayúsculas.

-¿Es más de fabes y culinos, o de arroz con bugre y vino?

-La sidra es mi aperitivo favorito, la fabada mi plato preferido de invierno y el arroz con bugre mi pecado confesable.

-Tiene una gran salud y aparenta mucha menos edad, ¿cuál es su secreto?

-Ilusiones y metas permanentemente renovables.

-¿Qué le repatea?

-El mal gusto, la chabacanería, la falta de profesionalidad, la manipulación, el sectarismo...

-Lo mejor y lo peor de su profesión?

-El público lo mejor. Lo peor las dudas que siempre acompañan a un artista, pero que también le hacen intentar perfeccionarse cada día.

-¿De dónde viene lo de chatín?

-No lo sé... Debió de ser la primera palabra que dije... Antes que "padre" o "madre".

-Una excusa para no ir a trabajar?

-Ninguna me vale. Casi ni por "prescripción facultativa". Los personajes que interpreto no se ponen enfermos.

-Medio de transporte favorito?

-Coche y AVE. ¡AVE para Asturias ya!

-Canción, libro y película favorita?

-Mire con "El Padrino" casi está todo... Y si falta algo, ponga a Frank Sinatra.

-No es amigo del móvil, ¿qué opina sobre las nuevas tecnologías? ¿Estamos "zombificados"?

-Un poco sí. Me encantó una noticia que leí hace unos días de un restaurante que tiene un cartel que dice algo así como: "Aquí no tenemos WIFI, hablen entre ustedes".

-¿Viene mucho por Gijón? ¿Cuánto tiempo dedica a saludar a viejos amigos?

-Vengo siempre que puedo y mucho menos de lo que quisiera. Si hay alguna razón por la que me jubilaría sería para tener tiempo para disfrutar de esta bendita tierra... ¿Amigos viejos?: ojalá tuviera muchos, pero a mi edad es un privilegio que te queden viejos amigos. Tengo a mi hermano elegido, José Manuel Ibáñez, y le dedico todo el tiempo que puedo. Pero ya se fueron muchos. Demasiados, como mi añorado "Vitorón"...

-Dicen que "la fama cuesta". ¿Cuesta también que no se suba a la cabeza?

-No se sube si se adquiere peldaño a peldaño, esfuerzo a esfuerzo...

-¿Después de tantos años cuál es su método para ensayar?

-Hacerlo con la misma humildad que el primer día.

-Un secreto inconfesable?

-A usted se lo voy a contar...

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Farmacias de guardia

Farmacias de guardia en Gijón

Farmacias en Gijón

Todas las farmacias de guardia hoy en Gijón

Farmacias de guardia en Asturias

Farmacias en Asturias

Consulta las farmacias de guardia hoy en tu localidad

Lo último Lo más leído