Las guerras que libró Roma contra las tribus de ástures y cántabros del norte de Hispania, llamadas Guerras Cántabras (Bellum Asturicum et Cantabricum, por los historiadores romanos) centrarán el I Encuentro Arqueológico de Gijón. La ciudad acogerá esta cita, que examinará las teorías conocidas a la luz de los nuevos hallazgos, del 2 al 4 de octubre próximos.

El I Encuentro Arqueológico de Gijón está organizado por la Fundación Municipal de Cultura, en colaboración con el Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), el Museo del Ejército, la Real Academia de la Historia y el Instituto de la Historia y Cultura Militar. Su celebración coincide con el bimilenario del emperador Octavio Augusto, que llegó a desplazarse al norte peninsular para tratar de someter a ástures y cántabros. Una estatua del césar otea la bahía gijonesa desde Campo Valdés.

El comité científico de este encuentro, que la Fundación Municipal de Cultura tiene previsto presentar hoy, está formado por Jorge Camino, director del Museo Arqueológico de Asturias; Eduardo Peralta Labrador, de la Academia de la Historia; Jesús Francisco Torres Martínez, de la Universidad Complutense de Madrid, y Paloma García Díaz, responsable de los museos arqueológicos locales. Gijón conserva las termas romanas o la villa romana de Veranes.