Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Pedaladas para viajar a Berlín

Una mujer dispuesta a aprender a andar en bici para impresionar a su sobrino, entre los alumnos de los talleres ciclistas

Asistentes al taller para ciclistas.

Asistentes al taller para ciclistas. ÁNGEL GONZÁLEZ

Ni la lluvia ni el frío pueden con los ciclistas ni con los que quieren serlo en un futuro no muy lejano. Al menos eso es lo que demostraron ayer por la mañana los voluntarios de "Asturies con bici" y los alumnos que acudieron a los cursos que organizaron los miembros de esta asociación en las inmediaciones del Palacio de Deportes de La Guía. Entre los participantes había alumnos de todo tipo: desde los que nunca habían tocado una bicicleta hasta los más expertos que querían aprender la forma correcta de circular por ciudad.

"Queremos institucionalizar estos talleres y que nos den algunas ayudas públicas para fomentar la educación vial porque hoy estamos pagando por estar aquí un dinero y nosotros sólo vivimos de nuestros socios", contaba durante los talleres Eduardo García, de "Asturies con bici", mientras a su lado una gijonesa se deslizaba por una rampa en una bicicleta sin pedales. A sus 57 años era la primera vez que Montse cogía una bici. "Mi sobrino vive en Berlín y tiene preparado un itinerario para cuando vaya a verle. Cree que no sé andar y le voy a dar una sorpresa", contaba. "Es importante que aprendan a coger equilibrio primero sin pedales. Luego ya les enseñamos a montar y por último salimos al tráfico. Ahí tienen que tener en cuenta que es fundamental ir por el centro de la calzada y señalar siempre las maniobras", explicó García.

El voluntario de esta asociación insiste en la necesidad de llevar los talleres también a las escuelas repitiendo experiencias como la que "Asturies con bici" ya ha llevado a cabo en el colegio Cervantes de La Calzada. "Fue muy buena experiencia y querríamos repetir", argumentó García.

Compartir el artículo

stats