11 de enero de 2015
11.01.2015

Pixán exhibe todo su saber en el Jovellanos

El tenor asturiano destacó en un recital que incluyó la espontánea participación del expresidente cántabro Miguel Ángel Revilla

11.01.2015 | 01:26
Joaquín Pixán, en un momento del recital.

Joaquín Pixán posee una hermosa voz, sana y entera. Tiró de ella durante hora y media, anoche, en el teatro Jovellanos, en un programa en el que hubo para todos los gustos, y ante un público numeroso, próximo al lleno. Se inició el concierto con un paquete de ocho canciones italianas del siglo XIX, que pese a su melódica composición fueron recibidas con cierta indiferencia; una sobredosis de estreno suele acogerse con dificultad.

Pese a ello, Joaquín Pixán dejó constancia de su bello timbre, de su exquisita sensibilidad y de la amplitud de su escala. Sobriamente vestido de gris, se acompañaba de la pianista Noelia Rodiles. María Lejárraga, la poetisa que inspirara a Juan Ramón Jiménez su poema "A María, que se ríe sobre una rosa muerta", era la autora de los tres Ayes con lo que Joaquín fue calentando el ambiente. Y el poeta Ángel González, a su vez ponía la letra de "Al Alba", "La liga verde" y "Las naranjas y la mar", canciones que acompañadas por el violonchelo de Elena Miró dieron final a la primera parte del espectáculo.

En la segunda, Joaquín Pixán se cambió de traje, pero no de faena; al contrario, ésta fue creciendo ayudada por el programa. Ah, los boleros... Después de los tres títulos de Rosalía de Castro, escuchamos los aires cubanos, "Se fue" y "Lágrimas negras", boleros que arrancaron los primeros ¡bravos! El entusiasmo se remató con tres canciones asturianas, acompañadas también con piano y violonchelo, "Soy asturiano", "Soledad" y "Paxarín parleru", que desbordaron la admiración del respetable. Tanto, que los aplausos fueron premiados con dos bises, "Yes igual que la nieve", y "Santander, la marinera", en la que Joaquín Pixán se puso al piano para acompañarse. La alusión hizo salir al ex presidente Revilla al escenario. Dijo que no iba a cantar por prohibición expresa de su esposa, pero que recitaría. Y lo hizo. "Si yo fuera picador...", ante el regocijo general. Fue calurosamente ovacionado.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Farmacias de guardia

Farmacias de guardia en Gijón

Farmacias en Gijón

Todas las farmacias de guardia hoy en Gijón

Farmacias de guardia en Asturias

Farmacias en Asturias

Consulta las farmacias de guardia hoy en tu localidad