La UTE Dique Torres anunció la semana pasada ante los juzgados de Oviedo su propósito de interponer un recurso contencioso-administrativo contra la liquidación de la obra de ampliación de El Musel. Es el primer paso para tratar de cobrar a la Autoridad Portuaria los 350 millones de euros de sobrecostes, actualización de precios e intereses adicionales que Dique Torres ya intentó obtener en los juzgados de lo civil.

Aquella demanda civil fue desestimada y ahora Dique Torres intenta obtener esas cantidades en un procedimiento judicial menos favorable a sus intereses. Gran parte del dinero que reclamó por vía civil era por supuestos sobrecostes en la cantera de La Hoya-Perecil.