Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Cambio polémico en la cúpula directiva del Puerto

Madrid releva al abogado del Estado en El Musel por no frenar la elección de Barettino

José María Alcoba no advirtió de que la propuesta de cambio en la dirección portuaria podía ser nula por no haberse notificado con antelación

La Abogacía General del Estado ha decidido, a petición de Puertos del Estado, relevar a José María Alcoba como su representante en el consejo de administración de la Autoridad Portuaria de Gijón. El motivo es que Alcoba no bloqueó el nombramiento como nuevo director de El Musel de José Luis

Alcoba sí votó en contra del nombramiento de Barettino, junto a los otros consejeros en representación de la administración del Estado, algo que no impidió su acceso al cargo por once votos a favor y tres en contra. Tras concluir la reunión del consejo, el abogado del Estado se disculpó con Barettino, al que conoce desde hace años, por el sentido de su voto.

La Autoridad Portuaria comunica a sus consejeros con varios días de antelación los puntos del orden del día de cada reunión. En este caso no se hizo así. Se envió un primer orden del día en el que no figuraban ni el relevo en la dirección general ni el relevo en la secretaría del consejo, derivado de aquel último (Barettino era hasta ahora secretario del consejo portuario). El Puerto no comunicó hasta el día anterior a la celebración del consejo la propuesta para cambiar al director general.

Llorca y Lourido comentaron la propuesta de relevo en la dirección de El Musel. Según algunas fuentes el presidente de Puertos del Estado expresó su rechazo a la propuesta de nombrar a Barettino y Lourido le indicó que la iba a llevar adelante.

No fue la única conversación de Llorca antes del nombramiento. Puertos del Estado consultó con José María Alcoba sobre la legalidad de la convocatoria.

Ahora, Puertos del Estado ha instado a la Abogacía General a relevar a Alcoba por pérdida de confianza. El abogado del Estado llegó a pedir durante la reunión del consejo de administración que se suspendiera la misma por el cambio en el orden del día, pero no hizo más, después de que la nueva secretaria del consejo, Lucía López, le replicara que la convocatoria del consejo se hizo con la antelación necesaria, aunque hubiera sido con un orden del día distinto. Ahí quedó la cosa.

Los recelos de Puertos del Estado van más allá de las formas. Barettino, persona de confianza en El Musel de la consejera de Fomento, Belén Fernández, fue durante los últimos 20 secretario del consejo y responsable jurídico del Puerto. Algunas de las fuentes consultadas sostienen que su nombre ya se había barajado para ocupar la dirección de El Musel tras las pasadas elecciones autonómicas. No fue así, sino que el cargo lo ocupó inicialmente Gonzalo Mallo, quien tras dimitir por razones personales a los 43 días de su nombramiento, acaba de ser reemplazado ahora por Barettino.

La elección ha contribuido a agrandar la brecha entre el actual presidente de El Musel, Laureano Lourido, y el de Puertos del Estado, José Llorca. En la administración central se relaciona a Barettino con la etapa en la que se amplió El Musel. Barettino era entonces el tercero de a bordo, como subdirector a las órdenes del entonces director, José Luis Díaz Rato y del expresidente, Fernando Menéndez Rexach, ambos imputados actualmente en la Audiencia Nacional por las supuestas irregularidades en la ampliación denunciadas por la Oficina Europea de Lucha Contra el Fraude (OLAF).

Otras fuentes señalan que para los nuevos responsables de El Musel, Barettino es el mejor conocedor del puerto gijonés y atribuyen el rechazo de Llorca a animadversión de éste hacia El Musel. Barettino declinó ayer hacer valoraciones.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats