Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

"Nadie ha venido para negociar sobre la depuradora", afirman vecinos de El Pisón

La comunidad de propietarios sigue firme en su intención de hacer valer su sentencia: "Los responsables de todo son quienes decidieron ponerla ahí"

El edificio del emisario de Peñarrubia, con el "Helimer" al fondo sobrevolando la zona.

El edificio del emisario de Peñarrubia, con el "Helimer" al fondo sobrevolando la zona. ÁNGEL GONZÁLEZ

Aunque se haya quedado seguramente en una falsa alarma, el episodio de las manchas que aparecieron desde Peñarrubia hasta la playa de La Ñora ha hecho aflorar el debate sobre la necesidad perentoria de que la cuenca este de Gijón empiece a depurar sus aguas residuales, algo que no sucede

Pero, además, ninguna administración se ha molestado en contactar con ellos para tratar esta posibilidad. "Hablan mucho de negociar, pero nadie se puso en contacto con nosotros", recalca Manuel Llano, portavoz de la comunidad de El Pisón. "Lo nuestro es una sentencia firme del Supremo; si hay movimientos, reaccionaremos. Pero no tenemos ninguna referencia, ni llamada, ni propuesta. No hay nada nuevo", añade. En cualquier caso, Llano deja claro el sentir de los vecinos que lograron la sentencia firme. "Hay que demoler la depuradora. No estamos dispuestos a permitir que entre en funcionamiento. Diálogo, el que quieran, pero la postura es bien clara: si piensan que nos pueden comprar por dinero, va a ser que no", afirma sin titubeos.

Tampoco temen que episodios como el ocurrido estos días -que en un principio se atribuyó a vertidos sin depurar procedentes del emisario de Peñarrubia, que expulsa las aguas residuales de la zona este sin tratamiento- puedan elevar la presión de las administraciones hacia la Justicia y hacia ellos. "Vivimos en un estado de derecho, la Justicia dictamina, no el poder político, que quiso poner ahí la depuradora como fuera para utilizarnos políticamente. La razón está de parte de los vecinos. A la presión que nos quieran meter los políticos estamos acostumbrados. Si la justicia ni se compra ni se vende, no hay ningún riesgo", señala Llano, que además saca una conclusión de la polémica con el emisario de Peñarrubia, que se encuentra en un estado deficiente. "Si son incapaces de conservar un emisario imagínate la potencialidad de tener una gran depuradora a pocos metros de unas viviendas", manifiesta.

En cuanto al problema de la depuración en la zona este, los vecinos de El Pisón aseguran estar "tan preocupados como el resto de Gijón, pero hay unos únicos responsables, los que pusieron ahí la depuradora incumpliendo la legalidad". A lo que agrega: "La depuradora no la pusimos nosotros. Llevamos veinte años luchando, y cambiaron la ley tres veces para intentar encajarla ahí. Cualquier persona con sentido común y sin intereses políticos sabe quiénes son los culpables- Nos la metieron ahí a calzador".

Otra cuestión es la planta de pretratamiento conocida como La Plantona, donde se sometían las aguas residuales al proceso de desarenado-desengrasado. Sin embargo, fue desmantelada para incluir esta función en la nueva estación depuradora, paralizada por sentencia judicial. Por lo que ese proceso, de lo poco que hacía con las aguas de la zona este, se ha perdido. "Decimos lo mismo. Si quieren volver a poner el desarenado-desengrasado, que vengan a preguntar qué nos parece a los vecinos. No es nuestra culpa que se haya perdido esa función, quien tomó la decisión de desmantelar la Plantona fue un irresponsable, con una sentencia ya en contra de la depuradora... ¿Nosotros qué le vamos a hacer? E incluso tenemos ya derecho sobre La Plantona, porque sigue vigente el Ramimp (reglamento de actividades molestas) según una sentencia. Así que para tomar decisiones sobre La Plantona deberían consultar a los vecinos", sentencia Llano.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats