Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Una alumna gijonesa, premiada en un reto de pegamentos industriales

La joven ingeniera Adriana Eres se impuso en un concurso dotado con 3.000 euros y una beca formativa de tres meses

Adriana Eres.

Adriana Eres. LNE

El ingenio y la sólida formación de los alumnos de la Politécnica no deja de generar frutos en forma de reconocimientos a nivel nacional. La última en conseguir un premio ha sido la joven graduada en Ingeniería de las Tecnologías Industriales Adriana Eres, quien logró imponerse en un concurso convocado

Era la primera vez que la Politécnica se presentaba al certamen y la suerte no les ha sido esquiva. La empresa presenta cada año un nuevo reto y en esta ocasión la propuesta consistía en la elección del adhesivo industrial idóneo para pegar una réplica a escala de la Torre Eiffel impresa en aluminio. La estructura, además, y para añadir dificultad al reto, estaría colocada en un vehículo que se movería por Marte.

Eres, quien se encuentra en Bélgica disfrutando de unas prácticas, señala que está muy interesada en el campo de la ciencia de materiales, por lo que cuando se presentó el proyecto de Sika "no dudé en presentarme". El proceso de diseño de la solución para el reto propuesto no fue sencillo, como ella misma relata. "Para elegir el adhesivo tuve que calcular las fuerzas a las que estaría sometida la estructura además de tener en cuenta otros muchos parámetros", habida cuenta de que se trataría de una estructura en movimiento y pensada para la tenue atmósfera de Marte.

"Me pareció un proyecto interesante ya que es algo más similar al tipo de proyecto que podría realizar en un entorno profesional. La verdad que no esperaba ganar, pero me apetecía hacerlo para aprender algo más", asegura. El premio estaba dotado con 3.000 euros en metálico y una beca de tres meses en la empresa Sika.

Ahora mismo la alumna de la EPI está viviendo en Gante, donde realiza unas practicas en un centro de investigación perteneciente al grupo ArcelorMittal hasta el próximo mes de noviembre. Y como la mayor parte de los recién graduados, "me gustaría encontrar algo mas en Europa, me gusta mucho viajar y creo que puede ser muy enriquecedor", señala, con la idea también de empezar un máster el curso que viene. En el futuro, además, "me gustaría trabajar de algo relacionado con I+D", señala Eres.

La Escuela ha querido resaltar la importancia de que uno de sus alumnos haya obtenido el premio, toda vez que era la primera vez que se presentaba un proyecto a este concurso desde Gijón y dado que se trata de un certamen de peso por su dotación económica y las posibilidades que se abren para los estudiantes. No en vano en los últimos años la apuesta más decidida de la Universidad es la de potenciar al máximo la relación con el mundo de la empresa e impulsar las ideas innovadoras de sus estudiantes.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats