Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Premios fin de estudios de la Universidad de Oviedo

El talento juega en casa

Dos estudiantes gijonesas, galardonadas por unos minijuegos manejados con el movimiento de los ojos y un radar sobre un dron para evitar minas antipersona

María García, en la cámara anecoica de la Universidad de Oviedo.

María García, en la cámara anecoica de la Universidad de Oviedo.

Mini-juegos manejados únicamente por el movimiento de nuestros ojos o un radar incorporado a un dron para detectar minas antipersona podrían ser artefactos de cualquier película de ciencia ficción futurista pero, nada más lejos de la realidad, ya que estas invenciones son dos proyectos realizados por dos alumnas de la

El proyecto vencedor, realizado por Laura Álvarez, que cursó el grado en Ingeniería Técnica en Informática de Gestión, consiste en "que mediante el uso de dispositivos de realidad virtual Eye-Trackers, capaces de leer dónde estás mirando en la pantalla o el tamaño de la pupila, entre otras cosas y, gracias a unos mini-juegos, el paciente pueda mejorar el control motor de los ojos, ejercitando los movimientos sacádicos, visión periférica o seguimiento ocular", explica la propia creadora. "Estos mini-juegos podrían utilizarse como refuerzo a las terapias existentes actualmente para mejorar la visión de los pacientes", analiza Álvarez.

El segundo premio, se lo llevó María García, estudiante del grado en Ingeniería en Tecnología y Servicios de Telecomunicaciones y el máster en Ingeniería de Telecomunicaciones, al implementar "un radar que se pueda embarcar en un dron para detectar objetos peligrosos bajo el suelo, como minas antipersona", asevera García quien ve "posibilidades infinitas ya que los sistemas actuales suponen un riesgo para los operarios y los propios equipos".

El problema, para ambas estudiantes es el mismo: el futuro. "Ahora todo pasa por encontrar financiación para seguir investigando", enfatiza García, quien tiene una solicitud de patente en trámite.

Por su lado, Álvarez valora seguir estudiando en México, donde se encuentra actualmente, ya que "no sé dónde estaré en un futuro, pero creo que en España no, a no ser que haya un cambio, y por el momento no lo veo nada claro".

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats