Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Curiosas normas de baño

Casi dos décadas antes de que los David Hasselhoff playos tomasen el silbato y el flotador, imperaban sobre el arenal de San Lorenzo -cuando todavía era para uso y disfrute de las personas- unas normas para el baño en el verano de 1938 que hoy escandalizarían a muchos, como rescata

"La conducta basada en las más elementales exigencias del pudor, moralidad y cristiana crianza tiende a evitar ese sentido naturista que el marxismo corruptor y la ideología masónica, han venido defendiendo al amparo de supuestas conveniencias higiénicas. Y ello con el evidente y avieso propósito de descristianizar y, por ende, desmorolizar el sentimiento de pureza de nuestra juventud, el más sólido fundamento para la continuidad de las virtudes tradicionales en la familia española. A evitar las licencias perniciosas de esas prácticas, que debe imperar en lugares como la playa, donde con motivos legítimos concurren toda clase de personas en quienes las repugnantes deficiencias causan grandes e irreparables daños, a fijar las prevenciones adecuadas en tan difícil materia, viene el presente bando por el cual se dispone y ordena lo siguiente".

Para continuar ahondando en su asombro el dictamen municipal instaba a lo siguiente. "Queda prohibido terminantemente el empleo de trajes de baño que no se ajusten a las normas generales siguientes.

Para mujeres. Traje de baño completo que cubra la espalda, pecho y costado, y faldetín hasta el comienzo de la rodilla.

Para hombres. Traje de baño corriente, que cubra la espalda, pecho y costado, y sobre este, pantalón amplio de deportes.

Para niños. Para los menores de cinco años se permite el baño al desnudo o el uso de cualquier traje.

No se vayan que hay más. "Queda igualmente prohibido vestirse o desnudarse en toda la extensión de la playa y río Piles, fuera de los departamentos adecuados a tal efecto, pescar o tumbarse en la zona de la playa si no se lleva puesto, abrochado y acordonado, el albornoz".

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats