23 de enero de 2017
23.01.2017
La hemeroteca | Por Luis Miguel Piñera
Hace 50 años | 23 de enero de 1966

No fue un terremoto, fue una carga de dinamita

23.01.2017 | 03:34

Los vecinos de Jove e incluso de zonas tan céntricas como la calle de Álvarez Garaya habían visto objetos moverse en sus casas, "como había pasado en la anterior nochebuena". Ahora, tras las noticias sobre terremotos y demás, venía la explicación. En ambos casos habían sido la explosión de cargas de dinamitas (seis toneladas) en las obras de ampliación del puerto de El Musel. Terminaba el diario, "los seísmos no fueron naturales, fueron artificiales".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Farmacias de guardia

Farmacias de guardia en Gijón

Farmacias en Gijón

Todas las farmacias de guardia hoy en Gijón

Farmacias de guardia en Asturias

Farmacias en Asturias

Consulta las farmacias de guardia hoy en tu localidad

Lo último Lo más leído