Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Los pacientes con varias enfermedades crónicas multiplican las urgencias y los ingresos

Un estudio en Contrueces y El Llano entre casi 25.000 personas con patologías de progresión lenta alerta de la gran utilización de recursos de estos enfermos

El médico de familia José Amador Suárez. JULIÁN RUS

En los centros de salud de Contrueces y El Llano hay casi 25.000 pacientes con patologías crónicas. Enfermedades de larga duración y progresión lenta, por lo general, entre las que se incluyen patologías muy comunes como las cardiovasculares, tumores, diabetes, problemas respiratorios crónicos como asma, EPOC, alergias respiratorias...

Un estudio llevado a cabo por médicos residentes de cuarto año de los dos centros se propuso, hace unos meses, conocer "la utilización que hacen de los recursos sanitarios esos pacientes, sobre todo en función de cuántas patologías crónicas se vayan acumulando y ajustándolos a las variables sociodemográficas", explica José Amador Suárez, firmante del estudio junto a Lara Crespo, Sandra Arranz, Susana Suárez y Ana Isabel González.

Para saber de ese impacto, que interesa mucho a las autoridades sanitarias, los médicos revisaron y cuantificaron las visitas a las consultas de Atención Primaria, a las urgencias tanto de los centros de salud como del hospital, a las trabajadoras sociales, el consumo de fármacos y los ingresos hospitalarios. La cronicidad es, desde hace años, un objetivo prioritario de atención por parte de las autoridades sanitarias ya que de ello pueden depender importantes cambios que afecten a una mejor sostenibilidad del sistema.

La población a estudio de El Llano y Contrueces acabó dividida en tres estratos: la que tenían una o dos enfermedades crónicas, la que tenía entre tres y cuatro, y la que tenía cinco o más de cinco. En el primer grupo estaban más de 17.000 pacientes; algo más de 6.000 en el segundo, y 1.872 en el tercero.

La certeza que deja la investigación es muy clara: "cuanto más complejo era el estrato en el que estaban incluidos los pacientes, más recursos consumían", afirma José Amador Suárez. Y así lo reflejaron en la conclusión del trabajo: "Pertenecer al grupo de más de cinco enfermedades crónicas respecto al primero duplica las visitas a urgencias de Primaria; aumenta en 2,5 las urgencias hospitalarias y el consumo de fármacos; triplica las estancias hospitalarias y el número de ingresos y reingresos es cuatro veces mayor y las visitas a trabajo social se multiplican por cinco". Unas interesantes aunque esperadas conclusiones de un estudio que por su interés e impacto logró un accesit, el que entregaba el Hospital de Jove, en el concurso de poster científico del área V, y también un segundo premio entre las mejores investigaciones de médicos residentes de este año, que otorga la Sociedad Asturiana de Medicina de Familia y Comunitaria.

Compartir el artículo

stats