23 de junio de 2017
23.06.2017

El bonito alcanza 11,05 euros por kilo en la primera subasta en Gijón

La lonja de El Musel ruló ayer más de 3.000 kilogramos capturados en aguas de las Azores, la mayoría de tamaño medio

23.06.2017 | 03:18
Un comprador, inspeccionando las tinas de bonito ayer en la lonja de Gijón.

La lonja de El Musel acogió en la madrugada de ayer la subasta del primer bonito de la temporada, algo más de 3.000 kilogramos de túnidos capturados en aguas de las islas Azores y que trajo a El Musel el "Canalechevarría", un barco de cacea con base en la localidad vasca de Bermeo. Más de una veintena de boniteros se encuentran en aguas al norte de las Azores tratando de localizar los bancos de atunes, hasta ahora con no demasiado éxito, dado que tras varias jornadas de pesca la mayoría llevan en sus bodegas entre 2.000 y 3.000 kilogramos, cantidades relativamente escasas en comparación con anteriores inicios de temporada.

Pese a no haber llenado sus bodegas, algunos de los pesqueros ya han decidido descargar en puerto, dado que los precios que alcanzan las primeras ventas de bonito suelen ser sensiblemente más altas a la media de cada temporada. Esto es lo que aconteció con la subasta de ayer en la lonja gijonesa, en la que el precio medio fue de 7,93 euros el kilo. El bonito grande se ruló a precios que oscilaron entre los 10,92 y los 11,05 euros el kilo; el mediano o recortado a precios de entre 7,30 y 7,93 euros el kilo y los bonitos pequeños o monos alcanzaron cotizaciones de entre 3,67 y 4,08 euros por kilo.

Más de la mitad de las capturas subastadas en la madrugada de ayer fueron bonitos de tamaño medio, alrededor de 1.700 de los 3.000 kilos que trajo el "Canalechevarría".

La primera tina de bonito, que era de los grandes, fue adquirido por Pescados Con, un distribuidor de Gijón a 11,05 euros. La pescadería de Gijón de Rafael Busto fue la que adquirió la primera tina de recortados. La mayor parte de los túnidos de este tamaño se los adjudicó, no obstante, la cadena de supermercados Alimerka, mientras que el principal comprador de los de gran tamaño fue El Corte Inglés.

La descarga de ayer inaugura la costera del bonito en Gijón, si bien ya hubo subastas previamente en Avilés, de unos 12.000 kilos y en el puerto gallego de Burela, de unos 3.000.

En la temporada del año pasado, la lonja de El Musel ruló 624.350 kilos de bonito, de los que 387.000 fueron de gran tamaño, 204.400 recortado y 32.950 monos. Las subastas sumaron en 2016, 2,83 millones de euros con un precio medio para el bonito grande de 5 euros el kilo, de 4 euros el kilo para el recortado y de 2,49 euros el kilo para los monos. El mayor precio que se alcanzó en la costera de 2016 en la lonja gijonesa fue de 12,95 euros el kilo.

La costera del bonito es la principal campaña de la lonja gijonesa. El puerto de El Musel puede acoger pesqueros que utilizan cualquier tipo de arte para capturar los túnidos, a diferencia del puerto de Avilés, en el que los barcos de tanqueo, que emplean cebo vivo para atraer a los bonitos, no pueden entrar en la ría avilesina, dado que por las condiciones del agua que tiene les moriría el cebo.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Farmacias de guardia

Farmacias de guardia en Gijón

Farmacias en Gijón

Todas las farmacias de guardia hoy en Gijón

Farmacias de guardia en Asturias

Farmacias en Asturias

Consulta las farmacias de guardia hoy en tu localidad

Lo último Lo más leído