El concejal del Grupo Municipal Popular de Gijón Pablo González presentó ayer una propuesta para regular el uso de campos municipales por clubes de fútbol con el objetivo de "acabar con el monopolio pero con justicia", en referencia a la fórmula usada hasta ahora de que las instalaciones las gestionen unas pocas entidades deportivas que asumen los gastos de mantenimiento, luz y agua y, a su vez, pueden alquilar los campos para su utilización por terceros.

En este sentido, el PP reclama la elaboración de un informe sobre las inversiones realizadas por los clubes que han gestionado los campos, con la finalidad de poder compensar esa aportación de los últimos años. Según la propuesta, las instalaciones pasarían a ser gestionadas y mantenidas en su totalidad por el Ayuntamiento, que asumiría los gastos de luz y agua y establecería, a cambio, una tasa de uso para los equipos que necesiten los campos. Aquellos clubes que hayan realizado inversiones en los mismos, seguirían disfrutando gratis de ellos durante el tiempo de compensación estimado en función del dinero que hayan gastado en su mejora y mantenimiento.

La iniciativa del PP incluye, además, un plan de inversiones para construir nuevos campos ante la demanda de nuevos clubes, como pueda ser también adquirir el del Club Puerto de Gijón, de Jove, terreno que la Autoridad Portuaria sacó a subasta con el consiguiente riesgo de desaparición del equipo de fútbol base de la zona Oeste. A esto el PP añade que en el presupuesto del Patronato Deportivo Municipal (PDM) haya una línea de subvenciones, dirigida a los clubes con campo propio, para costear los gastos de mantenimiento de sus instalaciones.