Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Cabueñes prepara un plan de reanimación cardiopulmonar basado en la realidad virtual

La Milla del Conocimiento y el hospital estrechan lazos para la aplicación de nuevas tecnologías que llevarán a una mejora de los quirófanos

El edificio del Hospital de Cabueñes.

El edificio del Hospital de Cabueñes. JULIÁN RUS

Las nuevas tecnologías y la salud se dan la mano en Gijón en el entorno de la Milla del Conocimiento. La sociedad municipal de promoción Impulsa acaba de firmar un "Protocolo de Intenciones" con la Gerencia del Área V del Servicio de Salud que regulará a partir del próximo año una relación de colaboración entre el Hospital Universitario de Cabueñes e Impulsa con el fin de "poner en marcha de un conjunto de actuaciones de investigación, testeo y divulgación para favorecer los avances en ciencia e investigación, el desarrollo empresarial y la conexión entre agentes en el municipio de Gijón", explica el gerente de Impulsa, Rubén Hidalgo. Los frutos se traducirán en el plazo de quince meses en dos grandes áreas de trabajo: la mejora de los quirófanos y la puesta en marcha de un protocolo de reanimación cardiopulmonar basada en técnicas de realidad virtual.

El protocolo recién firmado dará prioridad a las actividades y proyectos que combinen la ingeniería biomédica y los servicios sanitarios con el fin de afrontar los retos asociados a la ciudad "a partir de la unión de la experiencia de la ingeniería con las necesidades médicas para el elevar el nivel de cuidado de la salud de la ciudadanía".

En este sentido Impulsa ha puesto en marcha un programa de especialización que aborda las temáticas de alimentación, salud y deporte, llamado "Movimiento Equilibria" que se está llevando a cabo con la colaboración de agentes de la Milla del Conocimiento. Sus objetivos son el de apoyar y dar a conocer proyectos empresariales tecnológicos e innovadores en estas materias así como el fomento de hábitos saludables en la ciudadanía combinando tecnología y retos sociales. Y esa precisamente es la base sobre la que ahora se desarrollará el trabajo en Cabueñes, con tres proyectos piloto en el sector de la salud.

Los actores de esta relación de interacción tecnológica serán la Fundación Prodintec, el Hospital de Cabueñes e Impulsa, de tal manera que unos aporten el conocimiento y otros propicien el uso de nuevos avances de I+D por parte del personal sanitario. De esta manera, sostiene Rubén Hidalgo, se conseguirá "una mayor inclusión del Hospital en la Milla del Conocimiento de Gijón así como la obtención de información clave de negocio empresarial aplicable a las empresas de nuestro entorno".

Lo primero que se hará será detectar los retos de los procesos en el entorno quirúrgico, con análisis del funcionamiento actual de los quirófanos para desarrollar en ellos un proceso productivo novedoso, formado por diferentes etapas y transiciones para la mejora y optimización de las salas de operaciones desde un punto de vista laboral y económico.

Del mismo modo se pondrá en marcha un proyecto piloto de tecnologías de realidad virtual en el sector sanitario de tal manera que se den los primeros pasos en la aplicación de tecnologías de realidad virtual. Uno de los primeros trabajos que se acometerán en Cabueñes fruto de la colaboración entre el Hospital y la Milla del Conocimiento será la creación de un protocolo de reanimación cardiopulmonar basado en esas técnicas de realidad virtual, que se pondrán al servicio del personal médico y sanitario para mejorar la atención a los pacientes.

Por último se desarrollará un plan de tecnologías de impresión en tres dimensiones, la llamada fabricación aditiva, en el entorno salud en actividades cotidianas del hospital. Ello incluye desde actividades quirúrgicas hasta procesos formativos, preferentemente con residentes. De esta manera, se pretende aprovechar las ventajas de la impresión en tres dimensiones en varios campos: el desarrollo de modelos de planificación para alguno de los procesos formativos de residentes, buscando reproducir los entornos reales de la manera más fidedigna posible y el rediseño y fabricación de nuevos modelos de material quirúrgico que proporcione a los cirujanos nuevas alternativas en el diseño, de tal modo que se pueda mejorar su desempeño diario.

El contrato para el desarrollo de todos estos estudios y mejoras está ya listo para firmarse, y el plazo de ejecución será de 15 meses a partir de la firma de contrato. El inicio del trabajo de colaboración está previsto para el primer trimestre del 2018, y todas las partes esperan que sea "muy fructífero, en virtud de la cercanía entre el Hospital y el polo innovador de Gijón", como señalaba recientemente el gerente del Área Sanitaria V, Miguel Rodríguez.

Compartir el artículo

stats