Suscríbete La Nueva España

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Actividad en los centros de salud

Los gijoneses bajan a 4,6 días la media anual de visitas a los médicos de Primaria

La frecuentación, que llegó a estar en más de siete citas al año, lleva una década de descenso por los cambios en las recetas y en los trámites de las bajas

Entrada de un centro de salud gijonés. JUAN PLAZA

Cerca de una década es la que lleva la sanidad gijonesa viendo reducirse ligeramente el número de visitas a los médicos de los centros de salud. Según los datos aportados por el Sespa de la actividad generada en la Atención Primaria -los últimos registros hechos públicos corresponden al mes de noviembre- en el área V (Gijón, Carreño y Villaviciosa) la presión asistencial real en las consultas de adultos es de 33,42 pacientes al día. Algo inferior a la media total del año 2016, que fue de 34,69 visitas. Y seis pacientes menos de lo que se computaba al principio de la década.

Esa misma tendencia se ve en otro de los registros al que siempre están atentos los gestores sanitarios: la frecuentación. Un concepto que implica cuántas veces va al médico una misma persona. En el área V esa cifra estuvo hace más de una década en siete visitas y el año 2016 (el último del que se tienen cifras globales) quedó en 4,6. Es la frecuentación más baja de todas las áreas de Asturias, ya que la media regional está aún cercana a las seis visitas por persona y supera las siete en el área de Avilés. Tal como han venido explicando los distintos gerentes sanitarios del área gijonesa, la emisión programada de recetas, los cambios en la tramitación de bajas y otras decisiones adoptadas en los últimos años para liberar de citas casi burocráticas a los médicos han influido en esa caída de citas. Necesarias para los médicos de Gijón que están, con todo y con eso, entre los que más presión asistencial tienen. Sólo les superan los médicos del área de Oviedo -con más población asignada- que tuvieron en noviembre de media 33,6 visitas por jornada. Los más desahogados son los facultativos del área II (Cangas del Narcea) donde la presión asistencial real al día es de poco más de 21 visitas por día.

En cuanto a lo que sucede en las consultas de pediatría, en el área V hubo en 2016 una presión asistencial a diario de algo más de 22 citas a diario por cada médico, que han podido disminuir ligeramente en 2017 (en noviembre fueron 20,25 visitas por pediatra). En el caso de los niños la media de frecuentación es de 5,23 citas al año. También en ese caso ha habido una reducción de consultas respecto a lo que sucedía hace años, cuando llegaron a ser casi ocho las visitas al año que hacía al pediatra cada familia.

El área sanitaria de Gijón siempre se ha caracterizado, dado su perfil urbano y de alta densidad, por ser una zona de una demanda sanitaria importante. La evidencia en los últimos años es que la red sanitaria pública ha perdido algo de su atractivo, aunque para un porcentaje mínimo de personas. Así, si hace una década el 80% de la población pasaba por las consultas de Atención Primaria, ese dato quedó en 2016 en el 75,24% de los adultos y el 85,11% de los niños.

Pero no todas las áreas de trabajo han visto reducir algo su actividad. Así, por ejemplo, las unidades de fisioterapia de la red de Primaria están teniendo una actividad muy alta, con más de 121.000 consultas a finales de 2016 y una presión por día incluso mayor de la que tienen los médicos, con 34,14 visitas registradas por unidad el pasado mes de noviembre.

En el caso de las urgencias de Primaria, los datos de 2016 reflejan que hubo también un volumen alto: 238.651 usuarios atendidos en total, con una media de así 41,5 pacientes vistos por día en cada dispositivo. De todos ellos sólo el 3,36% es derivado al hospital sin que se pueda resolver en el mismo centro, un dato siempre a valorar.

Compartir el artículo

stats