Suscríbete

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Los portavoces vecinales conocen el proyecto de ampliación y reforma de Cabueñes: "Gijón merez un hospital como ésti o mejor"

Los participantes en la reunión a los que la Consejería presentó la obra piden que se aprenda de los errores del HUCA

Los portavoces vecinales conocen el proyecto de ampliación y reforma de Cabueñes: "Gijón merez un hospital como ésti o mejor"

"Gijón merez un hospital como ésti o mejor". La valoración de alguno de los portavoces vecinales que el lunes conocieron, por boca de los responsables de la Consejería de Sanidad, el proyecto de ampliación y reforma de Cabueñes, no pudo ser más expresiva. Como no pudo ser, tampoco, más contundente otra de las advertencias que escuchó el propio consejero de Sanidad, Francisco del Busto: "Ya nos tocaba. Pero que no sea a costa de achuchar a la Primaria que esa para nosotros es fundamental".

El compromiso se cumplió y el propio arquitecto de la Consejería, Jesús Menéndez, hizo partícipes a los vecinos de algunas de las claves definidas de un proyecto que, saliendo a licitación la obra en los próximos meses, como debería ocurrir, dará comienzo según las previsiones en 2019.

Por la parte vecinal, llegado el turno de las preguntas, la preocupación estuvo en confirmar "que la financiación esté garantizada, tanto para la obra como para el equipamiento, para no quedarnos a medias", lo que llevó al consejero a advertir que en eso tendrán su responsabilidad los partidos de la oposición, para que no se pongan trabas a la reserva presupuestaria que deberá hacerse en los próximos años ante un coste estimado del proyecto de 104 millones. También señalaron los vecinos hacia algunos de los problemas funcionales que en su día se dectaron en el HUCA -persianas, accesos...-, para que en Cabueñes se tome nota: "los hospitales tienen que estar pensados para no complicarle la vida a la gente", insistieron. Los que siguen son algunos de los pormenores explicados a los vecinos.

- Fases de la ampliación: La primera será de creación, en una parcela anexa a las actuales urgencias, de un nuevo edificio de casi 50.000 metros cuadrados para albergar las urgencias, el bloque quirúrgico (que aumentará hasta 19 quirófanos), farmacia... Serán seis plantas en altura. Esa obra se hará sin ninguna afectación a pacientes y ciudadanos porque se hace en un edificio exento. Acabada esa fase, irá la segunda: implica demoler el actual bloque de urgencias y consultas para crear otro edificio de 24.000 metros cuadrados, básicamente para albergar consultas, que se concentrarán todas en esa nueva área. Allí se reunirán tanto las que están esparcidas por el hospital -incluido en las plantas de ingreso- como algunas que están en la Casa del Mar y todas las del ambulatorio de Pumarín, que una vez liberado "será el centro de salud de Perchera", confirmó el Consejero. Con la liberación de espacios de las alas par e impar de hospitalización, estas se remodelarán casi integrantalmente. Se creará otra entrada específica para familias en la zona de ingresos y seguirá anexa la rehabilitación. Se creará un nuevo edificio pegado a rehabilitación que será la Escuela de Enfermería.

- Camas: El hospital pasará de tener 457 camas a 530, sin capacidad ninguna de convertirse en triples. Noventa de esa camas será individuales sin capacidad de doble ocupación, como ocurre ahora.

- Accesos: Los estudios han detectado cierto colapso en determinadas horas en la entrada por Viesques de la A-8 hacia Cabueñes y la Milla del Conocimiento. Por eso, sostienen que se necesitará desdoblar y hacer otro acceso en la A-8 desde Deva -el nuevo vial de Cabueñes, previsto en el PGO-. También se prolongará la avenida de la Pecuaria para hacer una especie de vía de circunvalación de toda la parcela del hospital de tal forma que se circulará por detrás del Tanatorio y no por delante, como ahora.

- Aparcamiento y galería subterránea: Se aprovecha el desnivel que hay entre el aparcamiento norte y el hospital para crear un parking en semisótano, de tres plantas sobre rasante, cuya cubierta dará lugar a una gran plaza delante de la entrada del hospital. El parking tendrá 1.200 plazas y desde él se podrá acceder o bien a las consultas, o ir por una galería subterránea con pasillos rodantes directamente al edificio de hospitalización, atravesando de norte a sur. En la plaza creada delante del hospital está prevista la salida del metrotrén. Los vecinos insistieron mucho en que los costes del aparcamiento sean asumibles, y se potencie el transporte público. El consejero aseguró que "del aparcamiento no vamos a hablar hasta la segunda fase, eso es el 2021, así que podemos posponer el debate". Los vecinos también pidieron tiempo para integrar ese proyecto en las propuestas del Foro de la Movilidad. "Cabueñes va a tener una ventaja respecto a cualquier otro hospital y es que le va a llegar el ferrocarril allí", apreció el consejero.

- ¿Llevará más personal?. "Bastante mas", dijo el consejero. "Si hay más quirófanos, más consultas y más metros de hospital, obligatoriamente se va a necesitar más gente". En la actualidad en Cabueñes trabajan unas 1.800 personas. Un número que se incrementará con la vuelta de consultas y el crecimiento del centro.

Compartir el artículo

stats