11 de abril de 2018
11.04.2018

Los arrestados sostienen que respondieron a una agresión de ultraizquierda

11.04.2018 | 03:34

Les acusan de asaltar el bar La Folixa armados con objetos contundentes -barras de hierro y martillos, según reflejan las denuncias-, pero su versión de los ocurrido es radicalmente distinta. Los cinco detenidos hasta el momento, que permanecen en los calabozos de la Comisaría de El Natahoyo, ofrecieron a lo largo del día de ayer la misma versión de los hechos a los agentes al frente de la investigación. Según ellos, no se trata de algo orquestado desde Ultra Boys, sino una respuesta más personal a una agresión recibida por Illán M. A. -uno de los ahora acusados- días antes por varios individuos de extrema izquierda y que el perjudicado optó por no denunciar.

El relato de los detenidos se remonta a hace poco más de una semana, cuando Illán M. A. resultó agredido en los Jardines del Náutico por varias personas, entre cuatro o cinco individuos supuestamente vinculados a la extrema izquierda local. Uno de sus agresores le volvió a increpar este pasado fin de semana (la madrugada de autos) en la plaza del Marqués. "Las vas a llevar otra vez", relataron que le dijo a Illán M. A.. Acto seguido, y siempre según la declaración de los detenidos, el susodicho echó a caminar y le vieron subir a Cimavilla, por la cuesta de Óscar Olavarría. Decidieron seguirle pero le perdieron la pista y pensaron que podría haberse escondido en el bar en cuestión, "La Folixa". "Según entramos al bar nos empezaron a llover botellas", testificaron los ultras detenidos que además negaron que ese día portasen objetos contundentes, "como se aprecia en el vídeo" (de seis segundo) difundido en redes sociales.

Esta versión de los hechos será la que, presumiblemente, defiendan todos esta mañana cuando declaren en el Palacio de Justicia por estos hechos. La utilización o no de armas no es un tema baladí puesto que las penas por un delito de desórdenes públicos, de seis meses a tres años de prisión, se elevaría sustancialmente si en efecto entraron al bar con barras y martillos. En este último caso las penas irían de uno a seis años de cárcel. Pero queda por delante toda la instrucción antes de conocer las acusaciones a las que se enfrentará. Luego será un juez quien resuelva sobre el asunto.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Farmacias de guardia

Farmacias de guardia en Gijón

Farmacias en Gijón

Todas las farmacias de guardia hoy en Gijón

Farmacias de guardia en Asturias

Farmacias en Asturias

Consulta las farmacias de guardia hoy en tu localidad

Lo último Lo más leído