17 de mayo de 2018
17.05.2018

Apta se beneficiará de becas municipales para reducir la regulación de empleo

El Ayuntamiento tendrá listas las ayudas para formación en el último cuatrimestre del año, lo que permitirá ocupar a veintiún discapacitados

17.05.2018 | 04:03
Moriyón, de espaldas, con Joaquín Fernández a la derecha. En el otro lado de la mesa, por la izquierda, Fernando Cuoto, Ana Braña, Francisco Delmiro y Roberto Sariego.

El Ayuntamiento de Gijón articulará como becas de formación las ayudas que prevé dar al centro especial de empleo Apta, para que pueda reducir el número de trabajadores con discapacidad psíquica que están ahora regulados de empleo. La idea es que esas ayudas estén en marcha a partir de septiembre, si bien los representantes de Apta pidieron ayer a la alcaldesa, Carmen Moriyón, que intente agilizarlas para que estén disponibles en el segundo semestre del año y no sólo en el último cuatrimestre.

Moriyón, acompañada de los ediles Fernando Couto y Ana Braña, recibió ayer al presidente de la Asociación de Padres de Antiguos Alumnos del Sanatorio Marítimo, Joaquín Fernández; a la vicepresidenta, Jesusa Nuño, al vocal, Francisco Delmiro; al administrador de Apta, Luis Ángel Simón y al presidente del comité de empresa, Roberto Sariego. Los representantes de Apta salieron con optimismo de la reunión tras la información que les transmitió la Alcaldesa.

El Ayuntamiento ya había concedido el año pasado una ayuda para aliviar el ERTE de Apta. El consistorio subvencionaba a asociaciones para que a su vez contrataran a discapacitados de Apta para que pintaran e hicieran otros trabajos de mantenimiento en sus sedes. Aquel programa se truncó debido a las trabas que se pusieron desde el Principado, al considerar que se duplicaba una ayuda ya concedida por la administración autonómica.

Después de varios meses dándole vueltas, el Ayuntamiento ha llegado a la conclusión de que la forma de compatibilizar esa ayuda es mediante becas de formación. El único pero es que los beneficiarios de las mismas no acumularán derechos de paro mientras trabajan con esas becas.

La nueva ayuda municipal permitiría sacar del ERTE a 21 trabajadores, en principio desde que se pongan en marcha hasta final de año, si bien es probable que el plan municipal tenga una duración de 12 meses, prolongándose en 2019. El coste para el Ayuntamiento será de unos 180.000 euros en esos doce meses.

La idea, compartida tanto por la dirección como por el comité de empresa de Apta, es que de esas ayudas municipales se beneficien los 53 discapacitados que actualmente están regulados de empleo y que irían accediendo a esas becas de manera rotativa. Los beneficiarios de las becas obtendrían un certificado de profesionalidad de nivel 1.

El apoyo municipal contribuirá a aliviar la situación de Apta, que no será sostenible si no le llegan también las ayudas que reclama al gobierno del Principado. El comité de empresa de Apta ya ha advertido de que si el Principado no aporta los fondos comprometidos para el centro especial de empleo gijonés, acabará viéndose abocado al cierre. Apta está aguantando con la ayuda que le dejó Ilunion (grupo Once) cuando abandonó su accionariado.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Farmacias de guardia

Farmacias de guardia en Gijón

Farmacias en Gijón

Todas las farmacias de guardia hoy en Gijón

Farmacias de guardia en Asturias

Farmacias en Asturias

Consulta las farmacias de guardia hoy en tu localidad