Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

"No perdamos más trenes", claman los vecinos sobre el uso industrial de Naval Gijón

Los habitantes de Poniente reclaman q ue el PGO incluya un uso mixto de los terrenos para que "la ciudad pueda seguir desarrollándose con sentido"

Terrenos de Naval Gijón.

Terrenos de Naval Gijón. ÁNGEL GONZÁLEZ

"Fuimos los que más alegaciones presentamos y nadie nos hizo ni caso, ni siquiera nos llamaron para debatir el tema". De las palabras de Emilio Rodríguez, presidente de la asociación de vecinos Pando de Poniente, se desprende el enfado de todos los vecinos del barrio después de que el Plan General de Ordenación Urbana de la ciudad -cuyo informe de alegaciones obtuvo el visto bueno de la Corporación el pasado mes- blinde los antiguos terrenos de Naval Gijón con un uso únicamente industrial. Una decisión que va en contra de lo solicitado por los vecinos, que pedían para la zona un uso mixto que permitiese también un uso residencial o de servicios.

Esta es una de las peticiones más añejas de la asociación vecinal. "Estamos decepcionados, nos damos cuenta de que todo lo que hicimos no sirvió para nada por culpa de las líneas rojas que ponen algunos", en referencia al grupo municipal de Xixón Sí Puede.

Para Rodríguez, como para el resto de los vecinos, la necesidad de la zona de contar con un uso mixto "es de cajón". "No podemos perder más trenes", enfatiza el representante vecinal, "la ciudad tiene que seguir desarrollándose con sentido, no se puede crear aquí en el medio una zona industrial, como una isla. ¿Hacia dónde va a crecer la ciudad?".

Y ahonda: "¿hicieron algún tipo de prospección para saber si hay empresas interesadas en implantar su actividad en esos terrenos? Si no, existe el peligro de que acaben como la Zalia, vacíos y sin futuro". Rodríguez entiende que para ese tipo de actividades industriales "ya hay espacios suficientes como la propia Zalia o el Parque Científico Tecnológico, no hay necesidad de crear otro espacio igual en el centro de la ciudad, privando a todos los ciudadanos de uso. Eso no pinta nada aquí".

Por ello, los vecinos defienden que la zona se trate con un uso mixto, sin cerrar la puerta a la industria. "Que haya de todo, pero que lo hagan con sentido", resume el presidente vecinal, "tienen que hacer algo en condiciones".

Y pone como ejemplo barrios cercanos, como Moreda, "un barrio tradicionalmente industrial, que llegó a tener altos hornos, y en el que hoy conviven servicios, viviendas, parques", relata el representante vecinal

"¿Cuántas ciudades querrían tener una fachada marítima como esta?", se pregunta Rodríguez, "hay que pensar las cosas antes de hacerlas. Blindar esos terrenos como uso industrial sería otro gran error en un PGOU que nace para el futuro, no vemos qué problema hay en dejar abierta todas las posibilidades donde caben zonas verdes, comercios, hostelería, hoteles, viviendas, empresas y equipamientos", enfatizando que, si se opta por su blindaje industrial, "será atendiendo al interés político de unos pocos".

Compartir el artículo

stats